Graffitti: arte urbano

 

Taller de lengua 1º ESO, IES LA Azucarera

Un debate en clase nos ha llevado al siguiente planteamiento: ¿es el graffiti una manifestación artística? En nuestra opinión sí. Es un modo de expresar con libertad emociones o maneras de ver el mundo.

En todos los tiempos, las paredes han servido como soporte a mensajes de protesta o de arte: las pinturas rupestres o los graffitos del imperio romano. Quizás debamos pensar que el graffiti es la versión moderna.

Defendemos la libertad del artista, siempre y cuando no afecte a la libertad del resto de ciudadanos. Aquí es donde encontramos el problema: ¿es un acto artístico o es un acto vandálico? Las opiniones se dividen a favor o en contra y, como en cualquier otro tema, el buen o mal uso de este arte urbano dependerá de quienes lo analicen y de que se acepte o no una cultura que mueve muchos más elementos: hip-hop, rap, danza, DJ, moda... A favor, pensemos, por ejemplo, que algunas zonas del casco viejo de nuestra ciudad han recobrado vida gracias a los graffitis.

Buscar soluciones que contenten a todo el mundo es difícil, pero podríamos hablar de licencias especiales para pintar o de zonas donde se permita realizar este tipo de dibujos. De hecho, ya son muchos los que reconocen el valor del graffiti y también los que solicitan profesionales en este arte para la decoración o la publicidad. En algunos países de Europa y en América es un oficio muy extendido.

No imaginamos los graffitis en un museo porque pensamos que son producto de artistas callejeros y es allí, en la calle, donde deben mostrarse a sus seguidores. Definitivamente lo creemos arte.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón