Alumnos solidarios y muy comprometidos

 

Durante los dos últimos años, el colegio ofrece la posibilidad de participar en un programa de voluntariado a todos los alumnos de Bachillerato que así lo deseen

Colegio el Pilar Maristas

Puede ser que el voluntariado esté en declive. Puede ser que después del boom de años atrás, enganche menos; puede ser que los jóvenes de hoy tengan tantas cosas para llenar su tiempo libre que los demás no quepan en él... Pero, a pesar de todo, sigue habiendo gente dispuesta a dedicar su tiempo a los demás.

El Colegio El Pilar Maristas considera que en su oferta de educación integral no podía faltar una experiencia como esta. No tanto por lo que se pueda aportar en cada uno de los sitios, sino sobre todo por lo importante que puede llegar a ser la experiencia para quienes participan en ella. Desde el centro se buscaron lugares del entorno, del barrio, cercanos a los chavales, para que tuvieran la oportunidad de conocer otras realidades tan próximas a ellos. Nada de esto hubiera sido posible sin la extraordinaria acogida de las diferentes entidades. Estas son algunas de las impresiones de los alumnos tras las actividades de voluntariado:

"Cada día algunos jóvenes nos sentimos más involucrados con la sociedad. Por esta razón, un grupo de alumnos del Colegio El Pilar Maristas decidimos apuntarnos a participar en una actividad de voluntariado con el apoyo de nuestros profesores. Aún recordamos aquel primer día que entramos en aquel lugar, nerviosas, sin saber qué debíamos hacer. Fue un recibimiento mágico que no olvidaremos ninguna. La mejor satisfacción es ver cómo cada viernes al llegar, salen corriendo a recibirnos con sus abrazos y besos".

"Nos ha ayudado a madurar y a sentir una nueva experiencia en nuestra vida atendiendo a personas de nuestro entorno que nos necesitan. Así pues, mientras podamos seguiremos yendo para alimentarnos de esas sonrisas y para ofrecer la nuestra, porque recordad que no hay nada que cueste tan poco y produzca tanto como una sonrisa".

"Esta experiencia te hace darte cuenta de los pequeños detalles de la vida con muestras de cariño sin interés, y las dificultades que pueden llegar a tener estas personas al realizar actividades que son sencillas para nosotros".

"Aquí el trabajo de los voluntarios trata de que estas personas se desenvuelvan en la vida cotidiana y en situaciones como el simple hecho de encontrar una calle, mantener una conversación, saber expresar sus sentimientos..."

"Es una labor que te ayuda a crecer como persona y aunque no se reciba nada a cambio, el ver cómo luchan, merece la pena. No sólo nosotros les enseñamos a ellos sino que ellos nos enseñan muchas cosas, ya que no tendrán la capacidad para hacer algunas actividades, pero su corazón es grande y te demuestran mucho cariño".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón