El sueño de mi amigo Juan

 

Elena Chueca, La Salle Montemolín

Ayer mi amigo Juan me contó aterrado un sueño con el que pasó mucho miedo. Juan era una gran persona, tenía unos treinta años, era alto, moreno y de ojos grandes y claros. Era una persona muy segura de sí mismo y aparentemente valiente, pero aquel día, lo que yo pensaba de él se transformó, ahora ya no era el mismo, estaba asustado, como nadie lo había estado en mucho tiempo.

Me contó aquel sueño tan temeroso y quedé asustada. El sueño empezaba cuando él despertaba por un ruido en su casa y, creyendo que era su enamorada, una bella joven, morena y con una bonita sonrisa llamada Isabel, se levantaba y encendía una vela para ir a verla. Pero, en su lugar, se encontraba con una dama vestida de blanco que le decía que su tiempo se acaba, y que dentro de muy poco tiempo estará muy lejos de su querida enamorada. Juan no sabía qué decir, se puso muy blanco y empezó a temblar. La muerte iba desapareciendo y es cuando Juan despertó.

Pasaron algunas semanas y Juan parecía que volvía a ser él mismo de siempre. Ya no nombraba aquel sueño, por lo que pensé que sólo había sido una pesadilla que acabó por olvidar.

Cuando decidí ir a visitarlo, recibí la mala noticia de que Isabel estaba enfermando y pensé en lo mal que lo estaría pasando Juan. Entré en su casa, pero no había nadie. Me disponía a salir de aquella casa cuando vi a una dama vestida de blanco; junto a ella estaba Juan. Los dos desaparecieron al mismo tiempo y yo me quedé aterrada, sin saber qué hacer. Nunca más oí hablar de Juan.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón