Ya no me queda nada

 

Laura Encabo, 4º ESO San Antonio de Padua

Oscuridad y negrura.
Dolor y ruptura.
Ya no hay ninguna duda.
Estoy condenada a la amargura.
Ya no queda nada por ver.
Nada que me empuje a respirar.
Ya no me queda nada que perder.
He caído y ya jamás levantaré.
Ahora mi vida sólo es ceniza.
Sólo es muerte, dolor.
Ya no me queda vida.
Ya no me queda amor.
Ya no tengo motivos.
Ya no quiero respirar.
Ya no queda nada vivo.
Mis lágrimas se perdieron en el mar.
Ya no puedo escuchar.
Mis sentidos se perderán.
Yo me voy a perder.
Desvanecerme entre la bruma.
Formar parte de la espuma.
Dejadme, dejadme caer.
Porque yo tan solo quiero...
desaparecer.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón