A la amistad: todo depende del quién

 

A. Blasco y E. Lajusticia, IES Juan de Lanuza de Borja

No seremos las personas más perfectas, pero conocemos nuestros defectos; no seremos los más guapos ni los más listos, pero, eso sí, somos buenas personas, que creemos que es lo más importante.
No somos de esos que juzgamos sin saber, ni rencorosos con nuestros amigos; somos personas que a la hora de ayudar somos los primeros que estamos ahí, que con una simple mala cara, pintamos una sonrisa, que cuando un amigo pide un favor, hacemos todo lo posible y más por él.
No somos ese tipo de personas que se callan las cosas; no nos podemos morder la lengua un solo instante, decimos y luego pensamos.
No podemos parar, una corriente de energía recorre con velocidad nuestro cuerpo; no nos ponemos metas falsas ni largos sueños, vivimos la vida segundo a segundo. Pero, sobre todo, nos tenemos el uno al otro, y aunque no seamos las personas más compatibles del mundo, nos sabemos entender. No puede faltar un día sin saber nada del otro, una anécdota que te pasa y que el otro no la sepa.
No tendremos las mejores vidas, pero tampoco nos podemos quejar, aunque el tiempo y las personas nos hayan querido separar en parte, con nosotros no han podido. Fuertes, locos, cariñosos, simpáticos, y lo bueno de todo, que no nos dejamos manejar, somos nosotros mismos; no cuelgan en nuestra espalda los hilos de un títere que alguien maneja. Intentamos ver las cosas lo mejor posible; nuestra vida no depende del típico blanco y negro, existe el gris, todo depende del matiz.
Somos personas que, si damos la mano, no es en vano, que nos fijamos en los pequeños detalles, y sorprendemos cuando menos lo esperan. Sí, lo sabemos y, aunque nos pese, no somos los más estudiosos, pero si nos lo proponemos, sacamos todo adelante.
No seremos lo más sabios, pero nos damos cuenta de las cosas, y de cuántas cosas hay que sobran, de todas las personas que nos quieren hacer daño, y de las que te quieren en realidad.
En esta vida, nosotros únicamente somos las personas que damos cada paso, elegimos y tropezamos una y otra vez, pero es bueno saber que tenemos a personas que siempre, pase lo que pase, van a estar ahí para todo y nunca nos van a fallar, y que, poco a poco, van formando parte del rompecabezas que es la vida.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón