La ley antitabaco

 

David Garmón, La Salle Montemolín

Han pasado ya unos meses desde que se aprobó una ley en contra del tabaco. Para valorar su repercusión hay tres puntos de vista: el del fumador, el del no fumador y el de dueños de bares y otros establecimientos cerrados.

Los fumadores han perdido en comodidad. Cada vez que quieren fumar en un sitio, tienen que fumar fuera de él y en invierno pasan frío. Por otro lado, algunos han dejado de fumar.

A los no fumadores, la ley les ha favorecido porque no tienen que tragar el humo del tabaco. Mientras que los dueños de establecimientos a los que les afecta la ley, en algunos casos, han perdido dinero porque la gente no va al bar si no puede fumar.

Me parece bien que se haya aplicado esta ley porque es bueno para la salud de la gente fumadora y los que intentan dejar de fumar puede que lo consigan.

Por otro lado, creo que esta ley podrían haberla puesto antes, porque no hace mucho tiempo hicieron una para bares y restaurantes para poner separaciones entre fumadores y no fumadores y se gastó mucho dinero.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón