Daniel Templeman: "Prestar atención es lo que marca la diferencia"

 

Este alumno de bachillerato de Ciencias de la Salud del Colegio Santo Domingo ha sido campeón de ortografía y ha disputado la fase nacional del certamen

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

--¿Qué hace un campeón de ortografía para entrenarse?

--Leer desde joven y leer mucho. Con eso ya se adquiere unas destrezas básicas en ortografía. Y para presentarse a un concurso de estas características, he tenido que repasarme muchas de estas palabras, que tienes que aprender de algún modo.

--En tu caso, ¿te aprendiste las palabras de memoria?

--Si, tienes que aprendértelas todas de memoria, más que nada porque muchas veces con leer una palabra ya se te queda, aunque no sepas el significado. Hay que saber que si la escribes de algún modo te sonará bien o mal habiéndola leído antes.

--¿Cómo fue la experiencia en el campeonato aragonés?

--Iba con muchos nervios, casi tanto como a la fase nacional. Eran 24 alumnos y funcionaba con rondas eliminatorias. Nos hacían dictados y el que tenía algún fallo, alguna palabra mal escrita o porque le faltaba alguna tilde, se tenía que ir fuera. Fueron cuatro rondas en total, en la tercera estábamos dos chicos y una chica. El concurso era muy estricto y por una tilde se fue la tercera y quedamos solo dos.

--En la fase nacional, ¿hasta dónde fuiste capaz de llegar?

--Llegué hasta la segunda ronda. Me quedé con la sensación de qué podía haber llegado más lejos, porque en la primera ronda había ganado a todos y había quedado primero con solo dos fallos. La campeona de España, que se sentaba al lado mío, al acabar la primera ronda me estaba felicitando, aunque todavía quedaba mucho.

--¿Hay alguna palabra que fallaras y que te marcara especialmente?

--Alvina, que nunca la había visto en ninguna parte y apareció en la segunda ronda. No tenía nada que ver con albina. El significado lo tenías que averiguar por el contexto de la frase.

--Completa la frase: Para no cometer faltas de ortografía hay que...

--A parte de leer, prestar atención. Creo que hay gente que lee pero no le da mayor importancia a cometer fallos. Hay gente que lee mucho, que conoce las palabras, pero escribe y no presta atención a la hora de no cometer fallos. Eso marca la diferencia.

--¿Tienes algún otro truco?

--No, tengo la manía de corregir las faltas de ortografía. Desde que pasó el concurso, intento olvidarlo todo. Después de las horas que metí, necesitaba un descanso, pero voy por la calle y no puedo remediar ir leyendo y corrigiendo faltas de ortografía.

--¿Alguna que hayas visto recientemente y que te haya chocado?

--En mi libro de Lenguaje, en el propio libro de Lengua y Literatura, valla con "y", de valla publicitaria.

--Estás estudiando Bachillerato de Ciencias de la Salud, ¿quizá te sientes más atraído por el mundo de las Letras?

--Me gustan mucho más las Letras, pero tradicionalmente las Ciencias han tenido muchas más salidas y por eso me incliné por este Bachiller. Posiblemente en el futuro estudie Periodismo o Filología Hispánica, pero no lo sé bien.

--Además de ser bueno en ortografía, ¿practicas algún deporte o tienes algún hobby en especial?

--Me gusta escribir. Escribo relatos y alguna cosilla, aunque los únicos concursos literarios a los que me he presentado tenían en cuenta la caligrafía, y en caligrafía soy pésimo.

--¿Sobre qué te gusta escribir y leer?

--Sigo estancado en la Literatura juvenil, más que nada porque de joven empecé algunas sagas que todavía están incompletas y no puedo dejarlas así. Me gustan los de Fantasía y Ciencia Ficción.

--¿Y a alguien que se plantee presentarse al campeonato, qué consejos le darías?

--Principalmente que lo practique.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de La entrevista

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón