"Algunos me llaman 'pequeño Casillas'"

 

Entrevista con Adrián Sanguino Ventura, portero del Giner desde hace un par de jornadas

José Lacruz (El Periódico del Estudiante)

Sus amigos le dicen que es como el portero del Real Madrid, Íker Casillas, pero Adrián no le da importancia. Aun así, lo cierto es que su buena trayectoria bien le merece ese título. Es el subcampeón de España en cadetes de Soloporteros --competición única en sus características-- y los equipos de fútbol de Zaragoza se interesan por tenerle defendiendo los palos de sus porterías.

--¿En qué equipo de fútbol estás jugando en la actualidad?
--Desde hace un par de jornadas estoy en el Giner. Empecé en el equipo del colegio (el Compañía de María), luego pasé al Giner, más tarde al Stadium Venecia y en el Montecarlo. Después volví al Venecia y, a mitad de esta temporada, regresé al Giner.

--¿Cómo lograste ser el subcampeón de porteros de España?
--Se trataba de la I Batalla Soloporteros, que es una competición donde se enfrentan dos porteros en un pequeño campo de fútbol de reducidas dimensiones. Cada uno defiende su portería y, a la vez, intenta meter el mayor número goles al contrario. Para ello se vale cualquier parte del cuerpo. Puedes lanzar incluso con la mano. El objetivo es ser el menos goleado y, por otra parte, el más goleador. Esta batalla se celebró el año pasado, en junio, y participamos más de 400 porteros de todo el país.

--Y ahora los equipos de la ciudad intentan ficharte...
--Mis amigos y algunas personas que me ven jugar dicen que soy como Íker Casillas, el "pequeño Casillas" me llaman. Pero hay que tomárselo a broma, no puedes dejar que te influya, ni creértelo. Debo centrarme en lo mío. Ahora estoy en el Giner, y es fantástico. Estamos luchando por subir a la División de Honor. Es un equipo que me gusta y el objetivo final está ahí, me motiva. De todas formas, defiendo la portería cueste lo que cueste, tanto aquí como en otro equipo.

--¿Cuánto sueles entrenar?
--Entreno de lunes a viernes, y el sábado tengo partido. Estoy en la Escuela de Porteros, y entreno con Sánchez Broto. Él me va indicando dónde tengo que rectificar, y yo intento superarme.

--¿Siempre has sido portero o empezaste como jugador y luego pasaste a defender los palos?
--Soy portero gracias a mi madre. Cuando me apunté a mi primer equipo, que era de fútbol sala, con 5 ó 6 años, nos faltaba portero y pidieron que alguno se pusiera en ese puesto. Mi madre me dijo que fuera yo, y ahí me puse. No fue mal. Ganamos el campeonato y luego fuimos consiguiendo más trofeos. Así que he sido siempre portero, desde pequeño.

--Parece que nadie quiere ser portero. ¿Se valora lo suficiente su trabajo?
--Creo que los porteros no están bien valorados. Son estrellas en solitario, y nadie los comprende. Cuando un jugador comete un fallo, no pasa nada. Pero un portero parece que nunca puede equivocarse, sus fallos se notan más y la gente no los perdona tanto. Yo intento cometer los mínimos fallos posibles, y creo que más o menos lo logro.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de La entrevista

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón