Una noche fría

 

Daniel Guillén, La Salle Montemolín

Una fría y oscura noche de noviembre, mi amigo Luis me contó un extraño sueño.

Él estaba esperando la llegada de su amada, una joven bastante guapa. Pero la sorpresa de Luis fue que apareció una mujer pálida. Ella no era quién esperaba. De repente la mujer le dijo a Luis que su hora había llegado.

Mi amigo estaba lleno de miedo. Tardó mucho en reaccionar, pero finalmente sacó el valor suficiente para preguntarle quién era. El terror terminó de abordar a mi amigo cuando la mujer le respondió que era la Muerte y que era hora de que se fuese con ella.

Luis le suplicó que le concediera un día más, pero la Muerte le dio tan sólo una hora. Mi amigo se despertó sobresaltado. Fue corriendo al teléfono y me llamó par contármelo. Le dije que sólo había sido una pesadilla. Pero el miedo era tan grande que no importaba lo que le dijeras. Estaba realmente nervioso.

Yo no le hice ni caso. Pensé que todo había sido un mal sueño, Luis siempre había sido un chico asustadizo.

Lo más sorprendente de toda esta historia es que una hora después volvió a sonar el teléfono. En este caso era la policía. Me preguntaron si sabía dónde estaba Luis, ya que habían recibido una llamada anónima denunciando su desaparición.

Aún nadie lo ha encontrado.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón