En el centenario de Ildefonso Manuel Gil

 

Alumnos de 1º Bachillerato IES Pedro de Luna

El escritor Ildefonso-Manuel Gil nació en Paniza un 22 de enero, hace un siglo. Su infancia se desarrolló en Daroca, terminó sus estudios en Zaragoza y después vivió unos años en Madrid, en el entusiasta y rico entorno cultural de los primeros años 30, al lado de grandes escritores y artistas. Allí empezó a publicar y dirigir revistas literarias. La Guerra Civil le sorprendió ocupando una plaza del Ministerio de Educación y trabajando en la Reforma Agraria, por lo que fue encarcelado. Vivió la angustia de una muerte segura durante nueve meses, aunque por fortuna salió vivo de la cárcel; eso sí, sin trabajo y sin perspectivas de futuro. Esta situación empezó a plasmarse en sus primeros escritos literarios de posguerra; pero también empezó a publicar estudios y ensayos sobre los autores que más le interesaban como investigador. Harto de pluriemplearse para sobrevivir pobremente con su familia, y sin posibilidades de promoción profesional, se marchó como tantos otros lo habían hecho, al extranjero.

En la Universidad de Nueva York enseñó las mejores letras castellanas en estudios de posgrado durante más de 20 años. Nunca dejó de regresar para el verano a España: Zaragoza, Daroca y Jaca. A su regreso definitivo, en los 80, uno de los reconocimientos más importantes recibido fue ocupar durante ocho años la dirección de la Institución Fernando El Católico, de la Diputación Provincial, impulsando proyectos culturales. Fue enterrado en Daroca en abril del 2003.

Los alumnos de primero de Bachillerato de Ciencias del IES Pedro de Luna hemos utilizado textos de Ildefonso-Manuel Gil para profundizar en el lenguaje literario, a través de sus diferentes géneros, pues en todos ellos escribió este autor aragonés. De hecho a lo largo de su dilatada vida desarrolló especialmente la poesía, pero también escribió cuatro novelas, 23 cuentos y multiplicidad de ensayos de los más diversos contenidos y niveles, tanto de tono divulgativo, como periodístico o de investigación. Las dificultades para que sus obras literarias teatrales fueran representadas le hizo desistir del empeño de escribir, y solo se ha conservado una que su hija Vicky Gil acaba de rescatar entre los escritos que dejó su padre. A través de sus textos hemos comprendido mejor su vida, y también la historia y la cultura del siglo XX, pues una dilatada carrera como la de él se dejó impregnar por los más decisivos movimientos y estilos literarios: el surrealismo, la generación del 36, poesía desarraigada, novela existencial, novela ruralista, novela coral, poesía de la experiencia, novela histórica, literatura social, etc. Hasta cultivó la poesía apocalíptica, un género muy escaso en la literatura española. También hemos comprendido mejor lo que es la Literatura: la recepción, la imitación, la ficción, la verosimilitud, los recursos literarios... Ha sido una inmejorable forma de conocer esta forma artística, pues hemos conocido con profundidad a uno de nuestros escritores.

A SOLAS CON SU HIJA

Esta actividad, naturalmente, la hemos querido realizar también como homenaje al autor por el centenario de su nacimiento. Para ilustrarnos, fuimos en primer lugar a la Biblioteca Ildefonso-Manuel Gil, situada en el Palacio de Sástago, de la Diputación Provincial. Esta visita nos sirvió también para conocer, con una exposición muy didáctica y agradable, esta estupenda y hermosa instalación, además de poder conocer la evolución de los libros a lo largo de la historia.

La siguiente actividad, después de trabajar cada alumno o grupo de alumnos con el género elegido, fue presentar los trabajos a la hija de Ildefonso, a Vicky Gil, que compartió con nosotros una amena charla para conocer más a su padre y a su familia. También resolvió nuestras dudas ante los textos que habíamos leído, nos explicó la experiencia de nacer en otro país y vivir entre dos países, con la nostalgia de la patria para sus padres. Nos agradeció especialmente nuestro trabajo y que hubiéramos elegido las obras de su padre para conocer mejor la literatura: la principal vocación de su padre junto a la enseñanza. Pudimos ver fotografías familiares, algo que nos hizo comprender aún más la literatura de este autor.

El colofón fue protagonizado por dos alumnas que acudieron a Paniza para compartir con los alumnos de primaria la lectura de poemas de Ildefonso. Realizaron una presentación de poemas paisajísticos del autor, explicando las palabras más complejas, las metáforas, el estilo: en definitiva el arte de la literatura mediante las letras de su paisano, en los paisajes que vivió. Fue bonito imaginar que hace 100 años nació, en una noche fresca, que «sueña escarcha», un niño que con los años escribió tanto y tan bien sobre la vida: una literatura que nos hace mejor personas. Los alumnos de primaria fueron leyendo los textos y después enseñaron a nuestras compañeras cómo habían conseguido poner música a dos poemas dedicados a Paniza, y allí mismo los cantaron. Fue un encuentro feliz, de nuevo haciendo nuevos amigos gracias a Ildefonso-Manuel Gil.

En nuestro instituto seguirán los actos. el alumnado de 4° está trabajando los relatos ambientados en Estados Unidos, que también comentarán con su hija. Y los actos siguen en los lugares principales donde vivió: en Daroca, con la proyección de una película y un recital servirán para homenajear al autor; en Paniza, con un programa cultural que incluye exposición, concierto y la presentación de un vino etiquetado; en Fuendetodos, con charlas sobre las poesías del autor dedicadas a Goya y las ilustraciones del grupo Pórtico que recogió en uno de sus libros.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón