¿Palabras ahogadas por cables?

 

Claudia González López, 4° ESO IES Sierra de Guara

Nos encontramos en la denominada Era Tecnológica, donde los cables están invadiéndonos. Primero desaparecieron los vinilos, y los CD y DVD están casi extinguidos debido a las descargas. Los niños ya no piden para Navidades un peluche, piden el móvil más moderno del mercado. ¿Por qué el ser humano siente la necesidad de usar siempre microchips y cables para todo? ¿Por qué cosas tan sencillas como un libro tienen que mejorar? Espero que de esa batalla, no salgan ganando los ebooks.

Muchos diréis que las mejoras que conlleva un libro electrónico son notables, pero a mí no me compensa el pasar las páginas sin sentir el tacto del libro, y eso que yo misma tengo una tableta. Otro aspecto que debemos considerar es la portabilidad. Un libro lo puedes llevar donde quieras, cuando quieras y realmente como quieras. Cuando abras las tapas, las palabras siempre estarán esperándote para contarte sus relatos. Sin embargo, no siempre que enciendes este nuevo invento las palabras están allí, ya que dependen de una batería. Sin cables, no hay batería, sin batería no hay historias.

¿Qué pasaría si los libros electrónicos sustituyeran al libro impreso? Las librerías y las bibliotecas desaparecerían, quedarían vacías, privándonos a todos de esa sensación inigualable de entrar en una de ellas, del olor inconfundible a libro al pasear entre estanterías. Tampoco debemos olvidarnos de las librerías de segunda mano, una alternativa económica, donde venden libros con historia. Párrafos subrayados, páginas mojadas por lágrimas que un día cierta persona derramo sobre ellas, nombres rodeados con un corazón... ¿Acaso esta especie de magia no debería ser suficiente para ganarle la batalla al libro electrónico? Llamadme romántica, pero a mí no me importa cortarme el dedo con páginas de papel, si a cambio puedo disfrutar de un libro con historia, olor, tacto y vida propia.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón