A lo mejor...

 

Irina Belokopytova, IES Francisco Grande Covián

Concierne saber que lo inalcanzable puede llegar a no serlo si uno se propone el empeño adecuado, idea que se contradice a si misma por acudir a un concepto que además de inútil y terriblemente frustrante, está lejos de tener un asegurado cobijo en nuestro ineficaz entendimiento. A mi juicio, la fe no es más que una tosca manifestación de la profundidad inquieta, que burdamente implora ponerse en pie a pesar de lo difícil e insustancial que el sendero se le presente. Puede parecer ciertamente enmarañado o incluso incomprensible, pero el «nunca», que afirmamos no sin cierto titubeo como si fuera algo hueco y sin carga o valor, es absoluta y definitivamente inapropiado para un mundo en el que nacen conceptos que no se pueden explicar sin caer inevitablemente en la utilización de los mismos. Algo inalcanzable es algo inalcanzable; al menos esa es una versión de la realidad que comprende hasta el más ignorante de los seres. Pero es igual de evidente, que el resto de los individuos, por mucho mérito que puedan atribuirse, observan perplejos como tras cada devastador encuentro con el destino, la irregularidad y belleza del imposible es total e inminente.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón