Camina

 

Jorge Cerezo, El Pilar Maristas

Por allí camina,
motivando mis versos.
Lucharé por mi Celestina
aunque me reserve un destino adverso.

Mi poesía no sería nada,
sin una sonrisa que la inspirara.
Mi tristeza persiste estancada
y su memoria en mi mente anclada.

Soy un simple soldado raso,
tratando de conquistar su corazón,
pero al no ser oficial, no me hace caso,
Dios me libre de esta sinrazón.
Mis esfuerzos no han sido escasos
y esta injusticia es mi canción.

Elegante y majestuosa su porte,
como señora y doncella de la corte,
ella es en verdad mi norte y mi llanto y
cantar de intensidad más forte.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón