Ángel de Budapest

 

Luz Gutiérrez (IES Sanz Briz, Casetas)

Ángel Sanz Briz fue el diplomático español que salvó a más de cinco mil judíos húngaros durante la Segunda Guerra Mundial. En sus fotografías vemos cómo los años pesan en su rostro, aunque no en esa mirada serena que tantas veces hubo de sostener en el pasado. Su expresión seria no refleja la emoción que posiblemente sentía en esos momentos. Recibió numerosos premios, y todos merecidos por sus esfuerzos y los riesgos a los que se expuso al intentar salvar a tantos seres humanos del exterminio nazi. Sus trajes de diplomático le dan aspecto rígido y demasiado formal, pero la cara la veo más humana, más cálida. Tiene que ser así, si fue capaz de jugarse la vida por ayudar a salvar la de otros muchos seres inocentes. Recuerdo el título de "Ángel de Budapest" y "Justo de la Humanidad", entregadas por Hungría e Israel respectivamente. Se le ve firme, tranquilo, pero ¿qué escondía en su interior? ¿Qué puede sentir una persona cuando recibe reconocimientos en el último tramo de su vida? Seguramente un revuelto de emociones, quizás alegría, o tristeza --por los seres a los que no pudo salvar--, incluso nostalgia. También podría ser agradecimiento u orgullo, pero, seguramente, nunca arrepentimiento por lo que hizo, pues puso todo su empeño para que este mundo fuera más humano.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón