Accidente en Marbella

 

Ángel Ortín, La Salle Montemolín

A alguien se le ocurre la gran idea de hacer una carrera ilegal. Un portugués y sus amigos van tranquilamente en su coche. Tranquilamente, hasta que un Ferrari a 150 kilómetros por hora colisiona contra ellos. Resultado: un hombre fallecido y tres niños ricos que intentan darse a la fuga con sus cochazos. Creo que, independientemente de su estatus social, estos temerarios italianos deberían pagar por su falta, y pagar mucho. Deberían ser obligados a indemnizar con mucho dinero a la familia del fallecido, se les debería retirar el permiso de conducir indefinidamente y sobre todo, deberían pasar sus buenos años de cárcel. Si son personas mínimamente decentes sufrirán por lo que han hecho, pero eso no se puede medir, así que la justicia debe castigarles para asegurar que se arrepientan.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón