Julia y el misterio del libro del sótano

 

Daniel Gómez Dieste, La Salle Montemolín

Julia quedó hipnotizada tras terminar el libro que había encontrado días antes en las estanterías del viejo sótano de la casa de su abuelo. Sus ojos quedaron inmóviles mirando a la pared blanca y desnuda de su habitación. Sobre sus piernas, se encontraba el enorme libro viejo. Sus padres, preocupados, llamaron a un centenar de expertos. Muchos de ellos llegaron hasta la casa, pero tras realizar a Julia decenas de pruebas, no lograron hallar cuál el problema.

Su abuelo, al ir a casa de su nieta, reconoció enseguida el enorme libro, con los bordes abiertos y las hojas de un amarillo claro. Empezó a pasar hojas y hojas, una detrás de otra, pero... todas estaban en blanco. El abuelo quedó patidifuso, siguió así hasta el final del libro y vio una frase en letras de gran tamaño muy bien dibujadas: `Su alma petrificada, no volverá a pisar el mundo de los vivos'. Desde entonces su alma vaga por algún lugar remoto y cada noche, visita su cuerpo que sigue inmóvil, mirando a la pared de su habitación.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón