Triste despedida

 

Andrea Velaza, PCPI B. IEs Ítaca

Agosto. Fiestas de La Puebla de Alfindén. Eran las 10 de la noche. Me puse el peto y me fui a la peña. Al llegar todos preguntaban por la misma persona, Judith. Al cabo de un rato llegó, pero no parecía muy contenta, es más, estaba a punto de llorar. Una amiga y yo nos la llevamos a parte y entre sollozos nos dijo lo peor que podíamos oír: "Me voy a vivir a Barcelona, para siempre". En un momento toda la felicidad se marchó y dejó paso a las lágrimas. La abrazamos y las tres rompimos a llorar. Creíamos que ya no podíamos llorar más, pero volvimos a hacerlo cuando nos dijo que se iba al día siguiente. No nos lo podíamos creer, pero teníamos que asumirlo. Una de nuestras mejores amigas se iba para siempre.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón