Un gesto que puede salvar una vida

 

La donación de órganos salva cada año cientos de vidas en nuestro país

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Pep Guardiola, Iker Casillas, David Villa, Pau Gasol, Juan Carlos Navarro- Todos son deportistas de éxito y todos tienen algo en común: son donantes de órganos. La donación de órganos permite salvar cada año la vida de más de 500 personas en nuestro país. La Fundación Deporte y Trasplante Carlos Sanz colabora con entrenadores y jugadores de la élite del fútbol y del baloncesto nacional, para concienciar a la población española sobre la necesidad de ser solidarios con las personas que necesitan un trasplante. Entre las muchas actividades que realiza la entidad, figura un proyecto de sensibilización en prisiones españolas donde, por un lado, los presos y presas reciben charlas en las que se les anima a hacer el carné de donantes de órganos, y por otro, se fomenta la práctica deportiva y los hábitos saludables entre la población reclusa.

Carlos Sanz, presidente de la fundación que lleva su nombre, explica que en estos momentos hay en España más de 80.000 presos y presas, de los que 7.000 tienen carné de donante gracias al trabajo de la fundación. "Después de alcanzar esta cifra y de haber logrado por ello la Medalla de Plata al mérito social penitenciario del Gobierno de España, decidimos poner en marcha hace tres años un programa de becas para hijos de presos para premiar la solidaridad de este colectivo", explica Sanz. Así nació un nuevo proyecto de la fundación que ya va por su tercera edición.

El programa, financiado por la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias y la Obra Social de Ibercaja, ha tenido tanto éxito (solo en el 2011 se recibieron 800 solicitudes para 40 becas), que los responsables de la fundación decidieron hacer algo más por estos jóvenes, garantizando que no les falte de nada durante todos los años que pasen en la Educación Secundaria. "A partir de este año, vamos a intentar combatir el fracaso escolar en este grupo de niños, dando 50 becas a los estudiantes que comiencen 1° de la ESO", detalla Carlos Sanz. El objetivo es que estos jóvenes finalicen la Secundaria, así que "si mantienen una nota media de bien durante los cuatro cursos, recibirán todos los años la ayuda económica de 600 euros para hacer frente a los gastos de libros de texto, material escolar y actividades extraescolares que quieran realizar".

El presidente de la Fundación Carlos Sanz detalla que "una vez pasen estos cuatro años, el proyecto servirá además para hacer una evaluación del grado de fracaso escolar en este grupo de niños, algo muy innovador que nadie ha hecho hasta ahora".

UNA AYUDA "IMPORTANTÍSIMA"

El programa de becas de estudio para hijos de presos es un "proyecto pionero en España" y trata de evitar que estos jóvenes con dificultades en sus vidas abandonen los estudios antes de tiempo. "El hecho de que sus padres estén en la cárcel cumpliendo condenas de hasta 10 y 15 años, hace que sean más propensos a faltar a clase o a no finalizar la Educación Secundaria", apunta Sanz. Todos los niños que reciben esta beca tienen en común que uno de sus padres o los dos están en la cárcel cumpliendo condenas de larga duración, "puesto que son los que más dificultades tienen". Esta ayuda económica representa una oportunidad para estos alumnos. "Al final, la educación es lo que les va a hacer mejores en la sociedad".

¿Qué supone una beca de 600 euros para una persona que ha estado en la cárcel? Para Luisa (nombre ficticio), es una "ayuda importantísima". Su hija cursa 6° de Primaria y fue una de las beneficiarias del programa de becas de la Fundación Carlos Sanz en 2011. "Está muy contenta porque puede tener todos los libros y el material que le piden en clase" explica su madre, que recuerda que "cuando estás en la cárcel, la economía no existe, así que estoy muy agradecida por poder disponer de este dinero".

Luisa pasó tres años y medio en prisión y ahora está en libertad. Es madre soltera de dos hijos y sus antecedentes son una dificultad añadida para encontrar trabajo con la crisis económica actual. Pese a ello, intenta sacar adelante a su familia y reconoce que su paso por prisión ha sido una lección tanto para ella como para sus hijos: "Ellos han sabido en todo momento donde estaba y les ha servido para valorar más los estudios y saber que tienen que hacer una carrera".

Luisa se muestra muy agradecida con la Fundación Carlos Sanz, "la única que me ha tendido la mano en estos momentos". Según dice, no hay ayudas de este tipo para los hijos de las personas que han estado en prisión y agradece "inmensamente" el gesto de la fundación. Un espíritu de solidaridad que también ella comparte. Luisa es donante de órganos y recuerda que "si uno ve en algún momento que puede ayudar de alguna manera, tiene que hacerlo".

EJEMPLOS DE SUPERACIÓN

La de Luisa es una historia de superación, pero como la suya hay muchas. Un ejemplo es el propio Carlos Sanz, presidente de la Fundación Deporte y Trasplante. Sanz era un árbitro de fútbol de Primera División que recibió cuatro trasplantes de hígado y, de la noche a la mañana, pasó de arbitrar partidos de equipos como el Real Zaragoza, el FC Barcelona o el Real Madrid a jugar uno de los encuentros más importantes de su vida. Lejos de abandonar el deporte, llegó a ser campeón del Mundo, de Europa y de América Latina de atletismo, y tras ser intervenido para recibir dos prótesis de cadera, se pasó a la natación, deporte en el que también consiguió los campeonatos de Europa y América Latina. Finalmente, decidió crear una fundación y poner en práctica todo lo que había aprendido en esos años para que todas las personas pudieran aprender de la experiencia de una persona con tantas dificultades en la vida.

Actualmente, la Fundación Carlos Sanz lleva a cabo numerosas actividades de concienciación no solo en centros penitenciarios, sino también en colegios, institutos y otras instituciones, mediante charlas, proyección de documentales y actos simbólicos como el que tuvo lugar el año pasado en el colegio La Salle Montemolín de Zaragoza, con motivo de la celebración del Día del Donante, el 31 de mayo.

Más información: www.fundacioncarlossanz.org y www.ont.es
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón