Violencia en el deporte escolar

 

Javier Sebastián, La Salle Montemolín

Desde siempre se ha relacionado el deporte, sobre todo el fútbol, con algunas actitudes violentas y agresivas. Muchas veces vemos en televisión como se lanzan objetos al campo con el fin de hacer daño a algún jugador o al árbitro. Esa actitud que adoptan algunos espectadores es criticable, pero todavía lo es más la que adoptan algunos padres cuando van a ver jugar a sus hijos en edad escolar a cualquier deporte.

Algunos psicólogos, preocupados por el tema, han hecho un estudio sobre la violencia en el deporte escolar y han llegado a la conclusión de que la agresividad que se vive en las gradas se acaba reflejando en el terreno de juego. Los espectadores de estos partidos son casi siempre los padres de los jugadores. Se supone que un padre quiere que su hijo se divierta jugando, no que pegue, que insulte y que sólo piense en ganar a costa de lo que sea. Pero según revela una encuesta realizada recientemente, son muchos los padres que aseguran que no se reconocen cuando están viendo jugar a sus hijos. Se enfadan si no los sacan a jugar, si se pita una falta, y lo que es peor: arman jaleo si el equipo de su hijo no gana.

El tema es más grave de lo que parece. Lo que los niños ven en la actitud de sus padres puede influir en la actitud que ellos van a tener en el futuro. Para concluir, diré que a veces son los niños lo que tienen más sentido común y se avergüenzan de los gritos y las actitudes de sus padres.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón