El ingrediente secreto del universo

 

Los neutrinos viajan casi a la velocidad de la luz y son prácticamente invisibles

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Cada segundo miles de millones de partículas atraviesan nuestro cuerpo sin que notemos nada. Son los neutrinos, partículas que llegan a la Tierra desde el espacio exterior y viajan casi a la misma velocidad que la luz (299.793 kilómetros por segundo). Tal y como explica Alberto Virto, presidente en Aragón del Colegio Oficial de Físicos, "en el Sol se generan cada instante grandes cantidades de neutrinos que llegan a la Tierra en dos segundos y la atraviesan". Eso sucede porque los neutrinos tienen una masa prácticamente nula y casi no interactúan con lo que encuentran a su paso.

Los neutrinos son una parte importante de la composición del universo, y el interés por estudiarlos ha aumentado en los últimos años. En 1987, los astrónomos pudieron contemplar el estallido de una Supernova en la Gran Nube de Magallanes. "En pocos segundos, esta estrella emitió más energía que la que emitirá el Sol en sus 10.000 millones de años de vida", asegura Virto. Una gran parte de esa energía eran neutrinos, que se detectaron cuando llegaron a la Tierra y la atravesaron. "Los científicos se dieron cuenta de que las estrellas desprenden grandes cantidades de este tipo de energía y establecieron que los neutrinos dan mucha información sobre el ciclo de vida de las estrellas y del universo".

Tal y como recuerda Virto, el ser humano sólo conoce de qué está hecho el 4% del universo --un 0,5% es materia visible (el sol o los planetas) y un 3,5% es materia no visible, como nubes de hidrógeno o agujeros negros--. Del resto se sabe que el 23% está formado por lo que se denomina materia oscura, y esta materia oscura contiene muchos neutrinos. Averiguar qué es esta materia oscura es uno de los objetivos de la ciencia actualmente, y por eso los estudios sobre neutrinos se han multiplicado. Uno de los laboratorios que se dedican a investigar la materia oscura está en Aragón, concretamente en Canfranc (Huesca).

Allí trabajó Carlos Pobes, un joven científico aragonés de Gallur que este mes de marzo ha viajado al Polo Sur para convertirse durante ocho meses en uno de los guardianes del mayor telescopio de neutrinos del mundo. Su trabajo forma parte del proyecto internacional IceCube para estudiar más de cerca estas diminutas partículas de la materia.

Aunque detectar neutrinos no es tarea fácil. El principal motivo, según Alberto Virto, es que "la radiación cósmica rebota en la superficie de la Tierra mientras que los neutrinos la atraviesan, así que para observarlos, hay que adentrarse en las profundidades de la corteza terrestre". En el proyecto en el que participa Carlos Pobes, han sido necesarios un kilómetro cúbico de hielo y 5.160 detectores para capturar una imagen de los neutrinos. "A esta profundidad, los neutrinos chocan con un átomo de hielo y producen una onda de choque similar a la que producen los aviones al romper la barrera del sonido, pero en este caso de luz. Es lo que se conoce como radiación de Cherenkov, que es lo que capturan los detectores", explica el presidente del Colegio.

Aunque el origen del Universo tuvo lugar hace 380.000 millones de años y la ciencia sabe cómo ha evolucionado desde entonces, los neutrinos aportan mucha más información de cómo se ha producido esta evolución. "Son una pista de cómo nació el universo y de cómo va a morir", destaca Alberto Virto. Incluso existe una rama de la ciencia conocida ya como astrofísica o física de neutrinos.

Alberto Virto ofrece esta tarde (19.30 horas) en el Ámbito Cultural de El Corte Inglés, la conferencia 'Neutrinos, antimateria y rayos cósmicos' en la que analizará los principales avances en este campo durante el último siglo. La conferencia se enmarca dentro del ciclo Encuentros con la Ciencia que se desarrolla en la capital aragonesa, y es una gran oportunidad para conocer de cerca los últimos avances científicos. El ciclo está organizado por el Colegio Oficial de Físicos en Aragón y la Sección Aragonesa de la Real Sociedad Española de Física, y cuenta con la colaboración de El Corte Inglés, la Revista Muy Interesante, la Facultad de Ciencias de la Universidad de Zaragoza, la Cátedra José María Savirón de Divulgación Científica de la Universidad de Zaragoza (en donde también participa el Ayuntamiento de Zaragoza y el Gobierno de Aragón) y la Academia General Militar.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón