Presencia del ángel

 

Irina Belokopytova, Ex alumna IES Francisco Grande Covián

Eres tú en esencia mis hojas, y tú mi solo.
Con cada nota de lluvia te fusionas,
Y cada gota de avaricia que ilusionas.

Existes así, mi anhelado desconsuelo,
Y corrompe sola la sonrisa utópica,
Acrisolado fin de inexistente apariencia,
Y desperdicio infinito de la gracia antrópica.

Apetencia eterna, eres de gris corazón,
Que cabes en palma y soplo,
Junto al propio roce,
Y la tierna mía desazón.

Engendra abandono el suave despegue,
La pupila enterrada bajo sal y desamor.
Que de ceniza en vena palpita y emerge,
Razón es su centro, y perfume soñador.

Beso en pie y cuerpo en polvo,
En vida y piedra, bajo moho de toldo.
Nada más fue que ángel desalado,
De libertad cruelmente él despojado,

Tiempo mío de su dulce piel
Que yo otoño, Y tú alma.
Cual rosa negra y savia fiel
Solo silencio, tan solo calma.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón