Educación y deporte en plena naturaleza

 

Los alumnos de 3° y 4° de eso realizan todos los años diversas aventuras deportivas en la naturaleza aprovechando las posibilidades que les brinda el medio natural.

IES Francisco Grande Covián

En nuestra región tenemos una situación privilegiada para practicar actividades en la naturaleza. Se realizan lejos del entorno escolar y acudimos a entidades que nos facilitan materiales y monitores adecuados para evitar peligros.

El 30 y 31 de octubre, gran parte de los alumnos de 3° y 4° de ESO del IES Francisco Grande Covián, animados por el departamento de Educación Física, fueron de excursión a Campo (Huesca). Allí, practicaron nuevos deportes y se sorprendieron descubriendo los recursos naturales que ofrece la naturaleza.

La actividad más emocionante fue "Rafting por el Esera", que consistía en el descenso de un río con abundante caudal y recorrido sinuoso. El descenso se realizaba en un bote neumático de considerables dimensiones y se realizaba en grupo.

Sobre este viaje, Andrea, una de las alumnas participantes, cuenta que "cuando nos colocamos los trajes de neopreno nos reímos las unas de las otras al ver cómo nos quedaban. Después de darnos unos consejos de seguridad, nos lanzamos al río. El descenso fue muy emocionante. Casi nos caemos al agua. Afortunadamente todas salimos sanas y salvas, aunque bastante mojadas".

En el medio natural puedes disfrutar descubriendo posibilidades y sensaciones que no se encuentran en otras actividades físicas o deportivas. El respeto al medio y a las normas de seguridad y sentido común son condiciones previas en cualquier actividad. Además, los alumnos disfrutaron de la escalada, que engloba toda una serie de técnicas que permiten ascender y remontar paredes montañosas. En la escalada se utiliza material como cuerdas, mosquetones, arneses... También puede practicarse en rocódromos. Verónica, otra de las alumnas, explica que "la actividad resultó algo complicada, pero la mayoría conseguimos llegar a lo más alto de la pared".

También pudieron conocer las carreras de orientación. Ya sabían, por su experiencia en el parque de Torre Ramona, que tenían que seguir un recorrido con ayuda de un mapa y una brújula, buscando puntos marcados en los que hay una señal o baliza. Verónica y Andrea recuerdan que, después de buscar las pistas por el pueblo, todo el grupo dio un paseo por el bonito paisaje otoñal. Para ellas fue una experiencia única e inolvidable que les gustaría repetir. De las actividades en la naturaleza destacan la convivencia en grupo y por tanto el conocimiento mutuo. Han surgido como compensación del modo de vida de las ciudades. Por la riqueza de sensaciones que propician, cambian positivamente y de una forma especial el carácter de quien las practica.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón