Un lugar para mí

 

Laura, IES Ángel Sanz Briz (Casetas)

Querida habitación: Tú y yo hemos pasado mucho tiempo juntas. Todo empezó cuando yo tenía tres años y, claro está, no puedo recordar mucho de lo que yo hacía, pero mis padres me contaron que yo me imaginaba que tú eras mi pequeño palacio, y que los peluches eran mis soldados; en el armario guardaba mis trajes de princesa y mi varita mágica.

Cuando tenía cinco años, te tenía llena de Barbies, Bratz... Me encantaba coger mis acuarelas y pintar en tus paredes pajaritos, corazones, árboles... Y , a pesar de todo, tú nunca te quejabas, no te enfadabas conmigo. Por eso, en ningún momento me he sentido sola si estaba contigo.

A los ocho años empecé a descubrir las pinturitas de mi madre ¿ Te acuerdas cómo me pintaba y cómo te pintaba a ti? Cuántos recuerdos me vienen a la memoria. Tú ya sabes de qué hablo ¿verdad? Ahora con trece has sido testigo de muchos enfados con mis padres, enfados con mis amigas y hasta conmigo misma... Cuántas veces me he desahogado contigo, porque nadie me podía comprender. Y cuántos secretos y confidencias has oído. Espero que sigamos así muchos años más.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón