Obama repite

 

Las elecciones americanas dan como vencedor de nuevo al candidato demócrata

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

El primer presidente negro de los Estados Unidos, Barack Obama, ha sido elegido de nuevo para llevar las riendas de su país durante los próximos cuatro años. Las elecciones se celebraron el martes pasado y despertaron un gran interés en todo el mundo. Obama, del Partido Demócrata, competía por renovar su mandato contra el candidato republicano, Mitt Romney. Estos dos políticos tienen puntos de vista muy diferentes, de ahí que la elección de uno u otro sea importante para muchas personas. "Estados Unidos tiene una gran influencia en el resto del mundo", asegura José Manuel Lasierra, profesor de Economía Aplicada de la Universidad de Zaragoza.

Obama y Romney representan dos ideologías opuestas y sus proposiciones políticas también lo son. Una de las leyes más polémicas de estos años ha sido la reforma sanitaria. "Obama ha pretendido instaurar un sistema sanitario parecido al que tenemos en nuestro país para que sea obligatorio tener cobertura sanitaria. Actualmente hay millones de personas sin seguro médico en Estados Unidos", explica Lasierra. Para pagar los gastos del sistema sanitario, el presidente de los Estados Unidos propone aumentar los impuestos a las rentas más altas, es decir, a las personas que tienen más dinero. Algo a lo que se opone el partido de Mitt Romney. "Los republicanos atienden claramente a otros intereses --apunta el profesor--. Apuestan por los recortes sociales y por bajar los impuestos a los ricos".

Pero estas no son las únicas diferencias entre demócratas y republicanos. También las hay en política internacional. "Los republicanos siempre se han manifestado más beligerantes", recuerda Lasierra, que apunta que fue durante el mandato del republicano George W. Bush cuando empezó la guerra de Iraq. Por su parte Obama apuesta "por la salida del ejército de Afganistán".

Como se ve, las decisiones que se toman en Estados Unidos marcan el devenir de otros países del globo. Las medidas económicas para salir de la crisis son otro de los puntos que crean discordia entre los dos principales partidos americanos. Obama ha prometido regular más la actividades del sector financiero, mientras que Romney quiere lo contrario. "La desregulación está en la base del desajuste financiero que ha dado lugar a la crisis", opina José Manuel Lasierra, que también dice que, durante este mandato, "Obama tiene que plantearse seriamente el enorme déficit que tiene el Estado y subir impuestos para equilibrar las cuentas públicas".

Todo ello, claro, si se lo permite el Congreso. "El reparto de las competencias del Estado en Estados Unidos es diferente al que tenemos en España", dice Lasierra. El Congreso estadounidense tiene más competencias en política interna que en política exterior, y al revés sucede con el presidente. El mismo día que se elige al presidente, los ciudadanos votan a todos los diputados que formaran el Congreso, 425 en total. Se da la paradoja de que, mientras el presidente pertenece al Partido Demócrata, el Congreso tiene mayoría de diputados republicanos.

Pero esta no es la única peculiaridad del sistema electoral norteamericano. Otra importante es que los ciudadanos no votan directamente al presidente, sino a los delegados de un partido y de otro, que son los que designan al mandatario. Además, el número de delegados no se reparte de forma equitativa entre todos los estados federados. Por tanto, no gana necesariamente quien más votos recibe sino el que primero obtenga 270 delegados del total de 538. En la mayoría de estados, el candidato que gana se lleva todos los delegados. Es lo que se conoce como winner takes all. De esta manera, la batalla se concentra en los estados que por su población reparten más delegados y en los swing states o estados bisagra, aquellos donde no está claro quién será el vencedor.

La victoria en los swing sta-tes ha sido una de las claves de la reelección de Obama. Otra, según Lasierra, ha sido el voto latino. "Mientras la población blanca de Estados Unidos no ha crecido en la última década, la población de origen hispano lo ha hecho exponencialmente", dice el profesor de Economía Aplicada, en cerca de un 48%. Obama ha logrado aproximadamente el 70% de los votos latinos del país, algo imprescindible para ser de nuevo presidente de los Estados Unidos.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón