La ley de Aragón

 

Nuestra comunidad Autónoma tiene un nuevo Estatuto 25 años después del primero, que sufrió dos reformas

José Lacruz (Periódico del Estudiante)

Se puede comprimir en 26 páginas. Pero marca el presente y el futuro de Aragón. Se trata de la Ley básica de los aragoneses, que da sentido a la Comunidad Autónoma y delimita sus funciones. Es el Estatuto de Autonomía de Aragón. Ayer, 23 de abril, Día de San Jorge, el texto fue publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo que significa que entra en vigor. Viene a sustituir al primero, el de 1982, que ha sufrido dos reformas.

Pero el entramado legislativo al que asistimos en la actualidad responde al devenir de la historia. La idea de una España unida, como único estado, surge con fuerza tras los Reyes Católicos. Desde entonces, España ha desarrollado su actividad como un Estado indivisible. El gobierno se ejercía de forma centralizada. Es decir, desde la capital del Estado se tomaban las decisiones para todo el territorio; aunque los Fueros o singularidades de cada territorio marcaban diferencias entre zonas. En 1931, España cambió de régimen político y se instauró la República, que concebía la posibilidad de un Estado más descentralizado, es decir, que cada región tuviera más poder de decisión sobre su territorio, tuviera más autonomía. El modelo descentralizado permite dar soluciones a los problemas más cercanos. En pocas palabras, parte de la idea básica de que un gallego --por ejemplo-- conocerá siempre mejor la situación de Galicia que un murciano.

Abierta esta vía de modelo regional, las distintas zonas comenzaron a elaborar Estatutos de Autonomía, es decir, textos que recogieran por ley las competencias administrativas y económicas de sus regiones, y que les hacían más independientes del Estado central. Un ejemplo actual de competencia es la Educación. Cada región regula y dispone los recursos que se dirigen a los centros educativos de su territorio --aunque deben atender a unos mínimos comunes acordados por todo el Estado, para mantener la unidad--. En el periodo republicano, el País Vasco y Cataluña consiguieron aprobar sus Estatutos, mientras que otros como Galicia o Aragón no pudieron ver ratificados sus textos porque estalló la Guerra Civil (1936-1939) y la actividad político-administrativa se paralizó. Luego llegó la dictadura franquista con la que se cerró la puerta a toda pretensión de un Estado descentralizado.

En 1975 muere Franco y llega la Transición, el paso hacia la Democracia. Mientras se elaboraba la Constitución española --norma suprema del Estado--, que se aprobó en diciembre de 1978, fueron concediéndose más peso a las regiones. El 17 de marzo de 1978 Aragón accede a la preautonomía y el 9 de abril se constituye la primera Diputación General de Aragón (DGA). El 23 de abril de ese año miles de aragoneses muestran en una manifestación su fervor autonomista. Al día siguiente (un 24 de abril como hoy) se aprueba el primer Gobierno de Aragón con 12 departamentos o consejerías. Cinco días después, se transfieren las primeras competencias.

Pero todo este sistema no estaba todavía configurado y sólo se definía de forma vaga por una ley. El Estado democrático español estaba dando sus primeros pasos de creación, y las preautonomías eran una forma de tranquilizar las ansias de descentralización. En 1979 se aprueba la Carta Magna que hoy en día sige en vigor. En el texto se afirma, en el artículo 2 del Preámbulo, que "la Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles, y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas".

Tras las elecciones municipales de ese mismo año, los políticos aragoneses se ponen en marcha para conseguir un Estatuto de Autonomía para Aragón. Para ello, la Constitución explica la forma de plantear un Estatuto o sus posibles reformas, y les pone un "techo competencial", es decir, que existe un máximo de competencias --o materias que cede el Estado-- y que se especifican en el artículo 148 mediante un listado. Los Estatutos podían aprobarse de dos maneras: "vía rápida" y "vía lenta". A la primera accedían las nacionalidades históricas (de Estatutos plebiscitados en el periodo republicano) mediante el artículo 151. Esto suponía más competencias y una forma más rápida de acceso a la Autonomía. De esta forma se aprobaron los Estatutos de Cataluña, País Vasco y Galicia. Andalucía también pudo acogerse a esta forma. Navarra, Canarias y Valencia entraron con procesos parecidos. Pero el puzzle de las Autonomías empezaba a acelerarse de forma vertiginosa, por lo que se pararon las aprobaciones rápidas mediante un acuerdo entre PSOE y UCD (este último en el Gobierno). Por lo que el resto tuvo que hacer su proceso por la "vía lenta", recogida en el artículo 143, que les daba niveles inferiores de competencias que no podrían aumentarse hasta 5 años después.

Aragón había estado tramitando su Estatuto, pero no llegó a tiempo para plantear una "vía rápida", pero tuvo su Autonomía en 1982, cuando el 10 de agosto entró en vigor el texto aragonés. El 8 de mayo de 1983 se vivieron las primeras elecciones autonómicas, con Antonio Embid (PSOE) como primer presidente del Gobierno de Aragón, ahora ya sí de la Comunidad Autónoma --no de la preautonomía--.

Las ansias de Autonomía, para alcanzar un nivel de competencias como las Comunidades de la "vía rápida", salieron a la calle en 1992. Los aragoneses se manifestaron para pedir más autogobierno.

Empezó la composición de una reforma del Estatuto que llegó a las Cortes Generales en 1996, pero que no se entraría en vigor hasta 1997, eso sí, con recortes, ya que las Cámaras legislativas del Estado redujeron algunos puntos de la propuesta enviada desde Aragón. Diez años después, llega un nuevo texto del Estatuto, más amplia y con mayores funciones para Aragón. El proyecto partió de las Cortes aragonesas y la semana pasada recibió el visto bueno del Senado. Unos lo ven perfecto y otros, insuficiente. Sea como fuere, tenemos nuevo Estatuto.

Más en la web:
Congreso
Cortes de Aragón
Gobierno de Aragón

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón