De visita en la ciudad del chocolate

 

Alicia Bartolomé, La Salle Montemolín

En mi excursión a Bruselas vi muchas cosas. Por fin entendí porque la llamas La ciudad del chocolate. Ibas por la calle y en todos los escaparates había por lo menos una fuente de chocolate. Las pastelerías tenían figuritas de chocolate de todo tipo: patos, gatos, flores... En Bruselas podías pedir un mapa de rutas; yo hice una ruta de pinturas. Se llamaba "ruta del cómic" y consistía en ir buscando fachadas de casas pintadas al estilo de los tebeos. Es una pasada. Lo que más turistas atrae es el Manneken Pis. Es una estatua de bronce que representa a un niño pequeño orinando dentro del cuenco de la fuente. Otra gran atracción turística era el Atomium, que representa un cristal de hierro ampliado 165 mil millones de veces.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón