Las aspas de Magallón

 

Estudiantes de secundaria visitan el parque eólico zaragozano, con 20 aerogeneradores para la producción de energía limpia y renovable

Jorge Flores Vilafañe, 2º ESO Colegio Romareda

A mediados de diciembre los alumnos de primero y segundo de ESO acudieron al Parque Eólico de Magallón en la provincia de Zaragoza. Este parque eólico, que ya lleva siete años funcionando, es uno de los numerosos parques provinciales que abogan por la energía limpia y renovable. Así pues, dispone de 20 aerogeneradores que producen un importante aporte energético a la población aragonesa.

Tras nuestra llegada observamos varios generadores que alcanzaban los 90 metros de altura con unas palas de 45 metros. Nos introdujimos en un aerogenerador de verdad y, por motivos de seguridad, nos ofrecieron unos cascos protectores. Dentro nos explicaron el funcionamiento del molino, las llaves de mando, sus cables y su conversor de energía que aumentaba los watios producidos desde 20 mil hasta 132 mil.

Finalizada nuestra visita al generador nos dirigimos a una pequeña centralita cercana a los molinos, en la que nos pusieron un video muy interesante sobre los tipos de energía y los componentes de un aerogenerador. Al concluir la visita nos obsequiaron con un almuerzo. Ha sido una visita cultural muy interesante en la que hemos aprendido muchas cosas.

Una jornada completa

Las excursiones han sido interesantes y se han desarrollados de la siguiente manera. Salimos desde el colegio a las 9 de la mañana, en un autobús y un minibús, y el viaje duró aproximadamente una hora. Al llegar allí nos dividieron en dos grupos, primero en uno y segundo en otro. El grupo de segundo fuimos primero a visitar uno de los molinos cercanos, ¡qué grandes, son más grandes de lo que parecen! Al llegar lo primero que hicieron, por seguridad, fue parar el molino, ya que con el movimiento de las aspas el molino se balancea. Nos pusimos en grupos de cinco personas para poder entrar en su interior. Ya dentro, nos enseñaron la parte baja y las máquinas que hay allí, había también un ascensor, escaleras, un ordenador cuyo trabajo es controlar el funcionamiento del molino, una especie de marcador y una batería gigante que se utiliza en caso de apagón, para que las aspas no se paren de golpe y evitar que se rompan. También nos enseñaron cómo están los molinos sujetos al suelo, mediante unos gigantes tornillos que se revisan cada año.

Mientras tanto, el grupo de primero, fue a ver un powerpoint sobre las energías, más ampliamente sobre la eólica, y después un vídeo sobre el transporte y el montaje de un molino de viento. El transporte de las piezas del molino se realizaba por la noche en camiones para no entorpecer la circulación del día. Al finalizar cada grupo su actividad, hubo un descanso y después nos intercambiamos. Cuando terminamos las dos actividades, nos llevaron a almorzar a un pueblo cercano, allí nos dieron un bocadillo, una bebida y un flan.

De allí regresamos directamente al colegio, llegamos a las tres y cuarto. Un día diferente, una actividad interesante.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón