Riadas en el Pirineo

 

Las lluvias del apsado mes de cotubre anegaron numerosos pueblos de la provincia de Huesca provocando graves daños materiales

Marta Ibáñez Lázaro y Adrián Gascón Morate, 4ºC IE

El día 20 de octubre, el río Aragón y el Gállego arrasaron gran cantidad de municipios en Los Pirineos. Los habitantes de los pueblos, cuyas casas quedaron asoladas, sufrieron un vacío con la sensación de que nada se podía hacer. Se tuvo que desalojar a muchas personas debido a las consecuencias que podría tener el desbordamiento del río. Afortunadamente, estas personas fueron desalojadas el día anterior al desbordamiento del río Aragón.

Las causas del desborde

Muchas de las consecuencias que ha tenido el desbordamiento de los ríos han sido por propio descuido humano. La mayoría de las casas se han derrumbado porque estaban situadas en antiguos cauces de ríos. Como advierte la Confederación Hidrográfica del Ebro ante temporales de tal magnitud, el agua siempre tenderá a recobrar antiguos cauces, arrollando todo lo que se encuentre por medio. No es la primera vez que ha sucedido una catástrofe de este tamaño. Anteriormente, en pueblos de la comarca del Sobrarbe, se produjeron inundaciones aunque no todas de igual importancia. Una de las inundaciones mas graves que han ocurrido fue en el año 1996 en el camping Las Nieves de Biescas, donde una tormenta de verano se llevó por delante tras una barrancada numerosas vidas y heridos.

Consecuencias del temporal

A lo largo de toda la historia se han producido más inundaciones pero, afortunadamente, no encontraron vidas a su paso. Estos ríos pirenaicos son de caudal irregular, por eso hay que prestar atención ya que se pueden desbordar en cualquier momento.

El derrumbamiento de diversos edificios es solo una de las múltiples consecuencias que tienen estos temporales. A veces, estos derrumbamientos de edificios pueden tener consecuencias como por ejemplo, la que sufren dos meses después del siniestro los vecinos de la localidad oscense de Villanúa, quienes soportan cortes de luz de hasta cinco horas debido al derrumbamiento de la central hidroeléctrica de Canfranc, que suministra corriente al pueblo.

También hay diversos daños económicos para los sectores de la hostelería, que ven anegados sus negocios con la imposibilidad de abrir por los cortes eléctricos. Más daños materiales podemos encontrar en las instalaciones que están situadas cerca de los ríos, donde han sufrido parques de aventura, piscifactorías...

Tras todos los sucesos ocurridos y el gran daño que ha sufrido el valle en estos últimos años, la comarca se planteó presentar la solicitud para que la Unión Europea declarase el lugar como zona catastrófica. Queremos expresar nuestro agradecimiento en la realización de este trabajo al Bar Restaurante La Estrella de Villanúa (Huesca) por su ayuda en la realización de este trabajo sobre las causas y consecuencias de las inundaciones en el Pirineo.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón