2007. Año Internacional de la Ciencia

 

María Teresa Gracia (IES Ítaca)

No hace mucho, escuché atónita en la radio los resultados de una encuesta con motivo de la celebración, en 2007, del Año Internacional de la Ciencia. Me dieron mucho que pensar y estas son algunas son algunas de mis conclusiones que, por otra parte, se corresponden con mis ideas de siempre.

Me parece muy bien que se "celebren Años Internacionales", pero así, con connotaciones positivas, porque, para denunciar, reivindicar, hacer justicias, no parecen suficientes las 24 horas del día de todos los días del año.

A raíz de la citada encuesta se me ocurrió que mis alumnos de 1° de Bachillerato reflexionaran sobre algunos aspectos de la ciencia; que, primero, deberían definir bien el concepto y, luego, exponer y argumentar sus opiniones.

Consideré que era un buen método de sensibilización y un momento más para que cayeran en la cuenta de lo afortunados que eran por haber nacido en esta Vieja Europa y no en el Tercer Mundo; que comprendieran que cada vez se abre más la "brecha científica, tecnológica y digital" entre unos países y otros. Asimismo, se les pedía que analizaran los beneficios, los efectos negativos o los problemas que presentaban los avances en esta materia o las inversiones económicas en investigación.

Con mi seguridad de que la actividad resultó muy interesante, quisiera terminar afirmando que me siento feliz de enseñar mi lengua y, sobre todo, literatura en una época tan tecnificada en la que el libro y Gutenberg están 'a la baja', porque las personas seguimos teniendo que cubrir necesidades estéticas, debemos dejar volar la imaginación, queremos aprender y divertirnos con la palabra...

Por otro lado, cualquier tema de interés humano es objeto de investigación y apto para que le sea aplicado el método científico.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón