Aprender a emprender

 

Seis centros contarán con instalaciones para que sus alumnos desarrollen proyectos empresariales

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Trabajar en algo que te gusta no es fácil, sobre todo si el mercado de trabajo ofrece pocas posibilidades. Frases como no encuentro empleo de lo mío o Mi trabajo no se corresponde con lo con lo que he estudiado se escuchan con frecuencia en un momento como el actual, en el que la tasa de desempleo supera el 50% en los jóvenes menores de 25 años.

Una manera de afrontar el futuro laboral es tomar las riendas del destino y convertirse en emprendedor. Pero esto no sucede de la noche a la mañana. Para ser emprendedor se necesita, además de un proyecto empresarial, aprender determinadas habilidades y contar con el apoyo y la formación necesaria.

Con el objetivo de formar a nuevos emprendedores y que estos puedan comenzar sus proyectos en los institutos en los que estudian, el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón y el Instituto Aragonés de Fomento (IAF) ponen en marcha a partir del curso que viene diferentes viveros de empresas en seis centros de formación profesional aragoneses. Se trata del CPIFP Corona de Aragón y el IES Virgen del Pilar de Zaragoza, el CPIFP Pirámide de Huesca, el IES Martínez Vargas de Barbastro, el CPIFP Bajo Aragón de Alcañiz y el IES Segundo de Chomón de Teruel.

El Gobierno de Aragón destinará 300.000 euros, a través del IAF, para que los alumnos tengan un lugar donde realizar sus ideas. La selección de los proyectos se llevará a cabo de aquí a final de curso para que en septiembre los viveros puedan echar a andar. Las empresas estarán tutorizadas por el IAF en Zaragoza, el Parque Tecnológico Walqa en Huesca y el Parque Tecnológico del Motor de Alcañiz en Teruel.

Los Enlaces, un centro pionero

Los viveros de empresas funcionan con éxito desde el 2009 en el CPIFP Los Enlaces, donde fueron pioneros en la creación de este tipo de instalaciones. "El proyecto es similar al que se desarrollan en otras comunidades autónomas, sobre todo el País Vasco, que es una referencia en este ámbito", explica Antonio Carrión, director del centro integrado.

"Los requisitos para entrar al vivero son ser alumno o ex alumno del centro y que el proyecto guarde relación con las especialidades que se imparten". Las empresas tienen un periodo de dos años para desarrollar su actividad. En ese tiempo reciben apoyo del IAF y de los profesores del centro que "les asesoran en aspectos empresariales y de motivación", explica Antonio Carrión.

La valoración de estos cuatro años de funcionamiento es "muy positiva". Según Carrión, "contribuimos a rebajar el paro, dando otra salida que no sea el trabajo por cuenta ajena". El vivero es el último peldaño de una escalera que comienza cuando los alumnos estudian sus ciclos y realizan sus primeros proyectos para optar a dos galardones promovidos por el Departamento de Orientación Laboral del centro, el premio Idea Empresarial y el premio Proyecto Empresarial. "Los proyectos más viables son los que entran en el concurso final para empresas del vivero", señala.

Plataforma de despegue

De las instalaciones de Los Enlaces han salido dos compañías, Biqúbica y Tu mirada profesional, y en estos momentos hay tres en funcionamiento: Crom Developer, Cinema Sens Producciones Audiovisuales y XpresarT. Estas tres dan trabajo a siete ex alumnos del centro que esperan continuar su actividad una vez termine su estancia en el vivero. Es el caso de Biqúbica, una de las primeras empresas que salieron de Los Enlaces y que hoy cuenta con un local de cara al público en Zaragoza. Maite Santonja y Cintia Sarriá son las responsables del proyecto que comenzó hacer tres años en el centro educativo en el que estudiaron el Ciclo Superior de Imagen.

"Para nosotras fue una gran suerte, de otra manera creemos que hubiera sido más difícil que nos decidiéramos a crear una empresa", explica Maite Santonja, que valora las facilidades recibidas en cuanto a las instalaciones y al consejo del profesorado y de los asesores que el IAF puso a su disposición. "De esta manera es mucho más fácil comenzar un negocio, porque el riesgo que tienes que asumir es menor y porque la atención que recibes te ayuda a organizar mejor la empresa". Biqúbica es una compañía dedicada a la fotografía y el diseño gráfico que avanza a buen ritmo. Según estas jóvenes emprendedoras, el negocio va bien. "Conseguimos mantenernos en tiempos tan difíciles".

Visita: www.cpilosenlaces.com

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón