El majestuoso comienzo de la primavera en Argelia

 

Samia Boutebakhmahroug, mediadora intercultural del CAREI

En mi país, Argelia, existe una fiesta popular tradicional que se celebra todos los años en el cruce de los meses de marzo y abril: se trata del anuncio majestuoso del comienzo de la primavera (R'bii). Este año, en España, la primavera comienza mañana, 20 de marzo, a las doce y dos minutos, hora oficial peninsular.

Esta fiesta, cuyos orígenes se pierden en el limbo del tiempo, es un evento eufórico para toda la población de Argelia, llevado a cabo tras una época de letargo invernal. Los preparativos para el festival se organizan conjuntamente entre las diferentes familias de comunidades, con humor jovial, donde todos participan en la preparación de una comida que se llama twiza. Las mujeres se reúnen previamente antes del comienzo de las fiestas para comenzar la elaboración del cuscús tradicional (Al-Maftoul), además de los suculentos pasteles elaborados a base de sémola, aceite de oliva, harina de cebada, miel, mantequilla natural y dátiles (tamina, b'radj), en un ambiente festivo caracterizado por el canto y la alegría que trae consigo la primavera.

Se trata de un acontecimiento crucial para los jóvenes, pues constituye un momento de distracción y encuentro. Los habitantes de las diferentes comunidades convergen en un entorno de confianza, en una gran llanura, donde se lleva a cabo el evento marcado por las diferentes actividades organizadas por las asociaciones y entidades patrimoniales. Se organizan competiciones de equitación con caballos (Al-Kheil), tiro tradicional con escopeta (Al-Baroud) y competiciones de un juego similar al béisbol colectivo ("jockey").

En paralelo también destacan los grupos de canto popular, con diferentes instrumentos tradicionales como flautas (Al- Ghaita) y tambores (T'boul) que animan el evento.

La fiesta termina con las comidas tradicionales, donde todo el mundo está invitado a comer y a beber lo que le apetezca. Este festival es uno de los mayores encuentros culturales que suceden a lo largo del año en la sociedad argelina. Refleja el espíritu de unidad, amistad y ayuda mutua entre las diversas clases populares, heredado de un patrimonio ancestral.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón