Adios al Bachillerato de Artes Escénicas, Música y Danza

 

Julia Romero, 4° de ESO Fundación San Valero

"Adiós al bachillerato de artes escénicas, música y danza". Este era el titular que me asaltaba hace unos meses impidiéndome abandonar la noticia sin profundizar en su lectura. Efectivamente, el anteproyecto de ley de reforma educativa suprimía esta modalidad de estudios con explicaciones faltas de sentido. El ministro de Educación ha llegado a decir que estas enseñanzas distraen al alumno "de las importantes". Y ahí está el problema, que el gobierno piensa que la educación en modalidades artísticas no es importante...

"No es necesario enseñar matemáticas para que sea un bachillerato" dicen defensores de estas enseñanzas. Desde mi punto de vista, opino lo mismo, ya que los estudiantes que se deciden por esa rama del conocimiento es por que sueñan con alcanzar sus metas, ya sea como músicos, bailarines, actores, escenógrafos, maestros, etc. Y no entiendo por qué deberían frenarse sus aspiraciones teniendo que estudiar algo que no se adapta a ellos. El arte es un medio de expresión y de comunicación e impidiendo desarrollarlo, es como si no permitieran enseñar la escritura. Suena disparatado, y lo es, pero para mucha gente el arte es su forma de comunicarse. De hecho, el arte está presente en todos los rincones de nuestro día a día, desde la melodía del anuncio que sale por la televisión ahora mismo, hasta el cartel de tu película favorita.

Además, la ley propone suprimir la optativa de música en 4° de la ESO también para "centrarse en las más importantes". ME parece una forma de despreciar la cultura como si fuera algo insignificante. El aprendizaje de cualquier modalidad artística es duro y conlleva un gran trabajo detrás de la belleza que se expone al público, por lo que puede parecer algo fácil a primera vista.

Para terminar, querría dejar claro que nadie que no se haya puesto en la piel de un cantante, de un bailarín o de un escultor, sabe el esfuerzo y la dedicación que requiere cualquier modalidad artística, así que, a los políticos que quieran seguir adelante con esta reforma, les debería de dar vergüenza asistir al teatro, a exposiciones o a conciertos, ya que ellos mismos son los que están tratando de disipar el aprendizaje que requiere.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón