Soneto

 

Javier Castillos Sancho, 1º Bachillerato IES Grande Covián

Contigo mi corazón nada teme,
no desde que te tiene a mi lado.
Ningún esfuerzo puede derribarlo
porque eres tú en quien se sostiene.

Tu ausencia ahora me hiere,
dulce herida que me ha abrasado;
solo puedo quedarme asombrado
al ver el efecto que en mí tienes.

Es tu nombre el que está en mis labios,
por el viento a mis oídos traídos
estos dulces sonidos que me hacen daño.

Mas si te tuviera aquí conmigo,
no habría ni huracán ni rayo
que frenara mi relámpago impío.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón