Aunque no lo sepas

 

Paula Hernández, El Pilar Maristas

Cada mañana busco tu mirada entre la gente, esperando una señal, algo que me indique que sigues queriéndome a tu lado. Espero tu sonrisa y contengo el aliento hasta que tú, como siempre, me miras y me sonríes. Siento como me tiembla todo el cuerpo, suspiro y me pregunto como a pesar del tiempo mi reacción ante tu mirada es exactamente la misma.

Intento no pasar las horas pensando en ti pero todo me recuerda el tiempo que pasamos juntos. Eres mi debilidad y aunque intente fingir que no me importas, no puedo. Por eso, sé que te quiero.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón