M. Paul Chopin. 'In memoriam': el profesor que todos queremos tener

 

Anciens élèves, Lycée Molière, Zaragoza

Hace unos días nos avisaron de que había fallecido Paul Chopin, M. Chopin para sus antiguos alumnos. Sabíamos que no estaba bien de salud, pero las últimas veces que lo vimos no le dio demasiada importancia a ese asunto. Vivía en Alicante, cerca del mar y cerca de Mme. Viviente y su marido que han estado pendientes de él todo este tiempo.

Quizá sea difícil entender el sentimiento de cercanía que existe entre los profesores y los alumnos que convivimos en el Molière de las etapas iniciales en el chalet de la Carretera de Logroño. Todos tenemos la sensación de que tuvimos la suerte de vivir algo único. Un colegio pequeño, internacional y abierto, con familias y profesores comprometidos con un proyecto de educación en libertad.

En ese entorno apareció a principio de los años 80 un profesor de Francés que venía del Liceo Francés de Barcelona. Eso al principio nos intimidó un poco. M. Chopin no era extrovertido, quizá porque sus orígenes estaban en el norte, en la zona de Calais. Pero a medida que lo fuimos conociendo, descubrimos a una persona entusiasta, con sentido del humor y con pasión por la literatura.

La asignatura de Francés no era fácil. La gramática y la ortografía nos daban bastantes quebraderos de cabeza. M. Chopin era exigente, como escritor sabía de la importancia de expresarse correctamente. Nos pedía frases cortas e ideas claras, no regalaba las notas. Pero además, nos supo enseñar lo que había más allá de los libros y de los textos. De su mano, conocimos a Victor Hugo, a Balzac, a Rimbaud y a Verlaine, a Baudelaire. Se puede decir, que pasamos de la infancia a la adolescencia de la mano de los clásicos franceses.

Pero dimos un paso más, además de lectores, nos convirtió en actores. Creó la Troupe de teatro del colegio con la que recorrimos todos los institutos de Zaragoza representando en francés obras satíricas de Georges Courteline, hasta que pudimos representar Le malade imaginaire de Molière. Nuestra trayectoria artística de la mano de M. Chopin culminó en una representación de tres días, con lleno total en el Teatro del Mercado.

También nos acompañarán sus textos, sus Anciennes Nouvelles y el recuerdo del profesor que creyó en nosotros.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón