Iguales ante la violencia

 

Según los estudios, la mayoría de las adolescentes que sufren maltrato emocional no suelen verlo así hasta que no lo reciben físicamente

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

¿En qué piensas cuando te hablan de víctimas de violencia de género? Probablemente pienses en mujeres adultas que sufren maltrato, sin embargo, cada día aparecen más casos de violencia de género entre los adolescentes. Así se desprende de un reciente estudio realizado por la Fundación Anar que indica que el 4,9% de las adolescentes ya han sido víctimas de maltrato físico o psicológico por parte del sexo opuesto, y que un 5% puede ser maltratada en el futuro porque justifica la agresión como una forma de enfrentarse a los conflictos en las relaciones de pareja.

Pilar Argente, directora del Instituto Aragonés de la Mujer, explica que es difícil tener datos objetivos que puedan confirmar este aumento de la violencia de género entre los adolescentes ya que puede deberse a un aumento en el número de denuncias. Lo que si asegura es que, "según la última encuesta realizada a nivel nacional sobre igualdad y prevención de la violencia de género en la adolescencia, un 7% de las jóvenes declara haber sido controlada por su pareja en sus conductas a menudo o muchas veces, y un 6% considera que le han intentando aislar de sus amistades". Para la directora del IAM, este tipo de conductas y situaciones son "el primer eslabón de la cadena del maltrato".

La violencia de género es una lacra social que puede empezar con un mal gesto, una mala frase que pasa a ser un insulto y después se convierte en una vejación, pero la mayoría de los adolescentes que lo sufren no suelen verlo así hasta que no lo reciben físicamente. "La violencia emocional cuesta mucho más de reconocer aunque es uno de los primeros pasos de la violencia de género. Lo que más se reconoce es el maltrato físico y de lo que se trata es de no llegar hasta ese punto", explica Pilar Argente. Cuando una adolescente no reconoce determinadas conductas como maltrato, es difícil que pueda ser ayudada por su entorno. No obstante, esta tendencia a negar o ignorar lo que sucede está cambiando.

En el último estudio realizado, basado en encuestas a 5.583 jóvenes españoles, se deduce que el 64,7% de estos jóvenes tienen una buena posición frente a la violencia de género, es decir, rechazan el sexismo y están en contra de la violencia. Sin embargo, un 32% estaría en una protección intermedia porque la justifica en determinadas situaciones, y el resto, un 3%, la justifica totalmente.

Para Pilar Argente, estas diferencias en la actitud frente al maltrato de los jóvenes están relacionadas con la educación, tanto en los colegios e institutos como en la familia. "Un 60% de los alumnos del primer grupo recordaba haber tratado este tema en clase, luego si que existe una relación muy directa entre la educación y la prevención". Por poner un ejemplo, el 33% de los chicos y el 29% de las chicas consideran que los celos son una expresión de amor y lo justifican diciendo que lo han escuchado en su ambiente familiar. "Estos jóvenes, que tienen interiorizado este pensamiento de dominio y sumisión, cuando tienen un abuso emocional no lo reconocer", apunta la responsable del IAM.

ENAMORARSE A LOS 15

A vuestra edad es habitual empezar con las relaciones de pareja y poner toda la ilusión en las mismas, como es lógico. El amor adolescente es algo que ilusiona y que nos hace "sentir mayores", pero por otra parte la violencia de género se ve como algo lejano que no afecta.

Pilar Argente explica que la violencia de género se puede prevenir desde edades tempranas con educación y formación sobre todo. "El trabajo educativo hace disminuir en los y las adolescentes el riesgo de sufrir o ejercer esta violencia. Es una cuestión en la que tiene que implicarse toda la sociedad: centros educativos, familias y medios de comunicación para adquirir actitudes críticas ante estos modelos de sumisión, tanto en las chicas como en los chicos".

El hecho de que haya aumentado el número de denuncias por malos tratos en adolescentes es positivo. "Las jóvenes entienden que un maltrato o la violencia ataca su dignidad y que no tiene porque ser algo aislado ni del ámbito privado, sino que se puede denunciar. En este sentido las jóvenes han evolucionado y reaccionan como es debido", asegura la responsable del instituto y añade que es necesario "eliminar prejuicios e ir transmitiendo generación a generación valores de igualdad y en contra del machismo, y todo lo que favorece esta violencia que queremos atajar".

Desde el IAM, sensibilizados con este tema, se ha ampliado este año el servicio de asesoría psicológica a mujeres víctimas de la violencia de género a las menores de 18 años. En lo que va de año se ha atendido a 14 chicas y a un menor varón. Además, durante el curso, se han llevado a cabo en colaboración con el Departamento de Educación diversos talleres en centros educativos de Secundaria con el título Reflexiones sobre la igualdad por razón de género y se prevé realizar en Huesca, Zaragoza y Teruel unas Jornadas de prevención de violencia de género en parejas jóvenes dirigidas a profesores y profesionales que trabajan con adolescentes. "La mejor prevención para evitar la violencia es llevar a cabo una buena política de igualdad", concluye Argente.

Visita: www.iam.es // www.iaj.es

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón