Un coro en la escuela

 

El programa Cantania enseña a los estudiantes a familiarizarse con la música

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Dice el refrán que coser y cantar, todo es empezar y eso es precisamente lo que han podido experimentar los cerca de 1.300 alumnos de 24 centros aragoneses que este curso han unido sus voces en el programa educativo Cantania. Esta iniciativa, puesta en marcha por primera vez por el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón, tiene como objetivo enseñar a los niños a familiarizarse con la música y a trabajar su voz perfeccionando su expresión.

La Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza acogió el pasado sábado, 11 de mayo, la doble actuación de los alumnos participantes en el programa, en la que interpretaron la cantata inédita Ha pasado un ángel acompañados por una orquesta y actores profesionales. Aunque este ha sido solo el broche final a meses de preparación y aprendizaje en las aulas. La convocatoria del programa se hizo pública en octubre y durante el primer y segundo trimestre, el profesorado recibió la formación necesaria. La cantata comenzó a trabajarse en el aula a partir del segundo trimestre; primero hubo que aprenderse los textos, la música y la entonación, y después llegó el turno de los gestos y los movimientos.

La importancia del programa Cantania reside en cómo se trabaja la cantata. Los alumnos han preparado el repertorio dentro de la asignatura de música, en horario lectivo, con la participación de todos los miembros de la clase. Para ello los profesores han recibido anteriormente la formación sobre recursos vocales, dirección de coros, y sobre todo, movimientos escénicos.

Según Manuel Magdaleno, director general de Política Educativa del Gobierno de Aragón, "lo que aporta de nuevo este programa es que es un proyecto global que une familia, centros educativos y sociedad. El programa pretende, por un lado, contribuir al enriquecimiento musical de los centros a través de la formación del profesorado, y por otro, acercar a los alumnos y a sus familias un estilo de música al que no están acostumbrados, así como escenarios y salas de concierto de referencia en la ciudad que se abren de este modo al gran público".

Uno de los 24 centros educativos participantes en la primera edición del programa ha sido el Colegio Cesáreo Alierta de Zaragoza. En su caso han sido 50 alumnos de 6° de Primaria y la profesora de música del centro los que han preparado la cantata en clase para su gran actuación en el Auditorio. La directora del centro zaragozano, Adoración Hernández, asegura que la experiencia ha sido magnífica. "Desde nuestro punto de vista, creemos que este programa no solo favorece el conocimiento musical de los alumnos sino que también les ayuda en otros aspectos, como el desarrollo de la atención, la concentración, el trabajo en equipo y el estudio musical a un nivel alto", comenta la directora.

De esta forma los estudiantes han conocido una modalidad de la música con la que habitualmente no tienen contacto y han tenido la oportunidad de cantar en una escenario como la Sala Mozart. Aunque esta apuesta por la formación musical no es la única que se desarrolla en el centro zaragozano, que también realiza otras actividades relacionadas con la música como audiciones, lenguaje musical, piano, etc. "La música siempre impregna nuestro quehacer diario y el acceso a una cantata es una gran oportunidad para despertar el interés de los estudiantes. Incluso, algunos han manifestado su intención de apuntarse a un coro", afirma Adoración Hernández.

Los beneficios que la música tiene en los estudiantes son indudables, tal y como aseguran los docentes participantes en el programa. Margarita Celma, coordinadora de Cantania, explica que este programa es "una actividad innovadora que contribuye a que los alumnos estén motivados y aprendan a trabajar en equipo". Para Celma que también es profesora de música en el IES Matarraña de Valderrobres, "el canto sirve para expresar muchos sentimientos y emociones y también para ser feliz. La expresión artística forma parte de la expresión de la persona y contribuye a su motivación. Un alumno feliz y motivado rinde mejor en todas las asignaturas".

Aunque para muchos estudiantes la asignatura de música es una maría, con propuestas como Cantania se consigue despertar su interés por este tipo de formación. Margarita Celma considera que no debería parecer raro que exista un programa dedicado a la música en general y al canto en particular. "Hay centros que tienen proyectos artísticos integrados cuyos contenidos sirven de eje en todas las materias", recuerda la profesora, que explica además que "Cantania no es solo música; es también expresión, plástica, astronomía, conocimiento del medio e inteligencia emocional". Una experiencia de la que quizá salga alguna estrella.

Visita: www.educaragon.org // www.auditori.cat

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón