SOS educación ¿quién, de verdad, necesita ayuda?

 

Julia Arias. Aulmna 4° de ESO. IES Sierra de Guara (Huesca)

Aún recuerdo aquella charla que me dieron, para intentar que colaborásemos con una oenegé que proporcionaba la educación necesaria a los niños africanos. Ahora realmente me pregunto quién de verdad necesita ayuda, una pregunta bastante egoísta pues está claro que ellos casi no tienen ni para comer. Si seguimos así, si la política sigue así, acosando y abochornando a las clases medias y bajas, recortando y recortando de aquellos sectores tan importantes como son la sanidad y la educación, haciendo pagar por cualquier tontería para sacarles unos "eurillos" (comparados con los sueldos de cifras astronómicas de muchos políticos), es probable que todo acabe privatizándose.

En un futuro, si esto ocurre, mucha gente no podrá permitirse el lujo de pagar para que sus hijos asistan a la escuela y puedan formarse como futuros trabajadores y como personas. ¿De veras entonces pensaríamos en colaborar con cualquier oenegé? No lo creo, pues todo ser humano es un poco egoísta y ayudaría a la gente cercana.

Quizá en un futuro muy lejano (o esperemos que esto nunca ocurra), cualquier profesor jubilado, sin nada que hacer, o cualquier persona con conocimientos básicos y ganas de ayudar a las sociedad, de clases a niños y niñas sin los suficientes recursos como para permitirse ir a la escuela. A lo mejor, esperemos que no, ni siquiera cuenten con un aula y deban dar la clase en un aula improvisada, en la calle o en el campo, con el único cobijo de un árbol. Sería entonces cuando nos veríamos en la misma situación que muchos de los niños africanos. Es por eso que debemos luchar y frenar este cambio, porque estoy segura que ninguna de nosotras querría ver a sus nietos en esta situación.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón