Para recordar

 

Marcos Simón, 1º ESO IES Benjamín Jarnés

Habían pasado dos años desde que Cenicienta se casó con el príncipe de sus sueños después de una curiosa historia. Al principio todo se presentaba como si de un cuento de hadas se tratase, pero las cosas no serían así de sencillas.

Un día, Cenicienta se dispuso a ir con su marido a un telescopio óptico para observar las estrellas como regalo de aniversario de bodas. Cenicienta se mostró distante y, después de aquella visita, la relación empezó a empeorar.

Un día oscuro y frío, con mucho viento, Cenicienta le dijo lo visto. Y además le enseñó sus más oscuros secretos desde ese día. Decidieron entre ambos hablar con dos policías que ya conocían.

Dos semanas más tarde se encontraban en el cementerio de su localidad llorando por la pérdida de Cenicienta. Los policías decidieron investigar sobre el suceso acudiendo al último lugar al que fue la pareja a observar las estrellas.

Todo fue en vano pues las imágenes habían sido borradas por Cenicienta antes de su muerte. De vuelta a casa iban comentando lo ocurrido cuando una luz blanca les rodeó desde el cielo. Cuando se despertaron se encontraron en una habitación oscura con un único foco que les alumbraba a la cara.

Dos militares aparecieron, haciéndoles preguntas a los policías. Al final no buscaban lo mismo, pero los policías descubrieron que Cenicienta vio un OVNI y los policías intentaban que no se difundiera la noticia ya que si se enterara la gente se montaría un caos.

El asesino de Cenicienta apareció, era un enanito que estaba en guerra con ella por intentar ganar a su película. Sin embargo, aún faltaba algo y años más tarde se encontraría, pero no sería para nada bueno.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón