No es país para viejos... pobres

 

Raul Pérez. 2° de BTO Fundación Educativa Calasanz

El Comité de expertos al que el Gobierno pidió su opinión sobre la reforma del sistema de pensiones ha aprobado su informe definitivo. Ahora la actualización de las pensiones se regirá por dos variables, dejando de vincularse, como ocurría hasta el momento al IPC. Una es el FRA (Factor de Revalorización Anual) que se calculará en función del número de pensiones y tendrá en cuenta los ingresos y gastos de la Seguridad Social, y la otro el FEI (Factor de Equidad Integeneracional), por lo que la cuantía de la pensión tendrá en cuenta la esperanza de vida. A más esperanza de vida, menos pensión. Además, se retrasa la edad de jubilación, a partir de los 67 años y 37 años cotizados. Con ello se conseguirá el "factor de sostenibilidad" y que entre en vigor en el 2014.

Teniendo en cuenta que según el Instituto Nacional de Estadística, la esperanza de vida a partir de los 65 años aumenta aproximadamente 16 meses cada 10 años y que los ingresos son mínimos con estos salarios tan bajos, la pensión inicial se rebajaría en un 12%. Se deduce que en diez años España no va a tener crecimiento económico, entonces esa luz que se supone ya asoma al final del túnel, ¿es un espejismo?

Como la realidad supera la ficción, también podían poner en marcha el argumento de una película, creo que se titulaba La isla, en la que unos ciudadanos privilegiados eran elegidos para ir a una isla maravillosa donde vivir con comodidad, cuando en realidad desaparecían.

Nos proponen que ahorremos y que suscribamos planes de pensiones, y nos sugieren que para que puedan ser efectivos, deben tener unas aportaciones en torno a 200 ó 300 euros al mes. Yo me pregunto: estos expertos, dirigentes y políticos varios, más allá de sus despachos de maderas nobles, urbanizaciones de lujo y colegios elitistas, ¿tienen verdadera conciencia de la situación del pueblo? Con unos salarios que con suerte llegan a los mil euros al mes y de los que viven toda la familia, y con casi seis millones de parados, ¿cómo pretenden que ahorremos?

Y para colmo nuestro gobierno está barajando que los alimentos básicos pasen del IVA superreducido al reducido. ¿Para qué van a volver a implantar el impuesto de lujo?, ¡qué tontería!

Parece que están aprovechando este periodo de crisis para reformar y recortar en todos los ámbitos. Con la excusa de rebajar el déficit todo vale y con los argumentos de que "claro, como hemos vivido por encima de nuestras posibilidades" y "debemos arrimar el hombro en tiempos de crisis", al pueblo se nos recortan derechos tanto sociales como económicos.

Quizá cuando lleguemos a unas condiciones laborales y salariales cercanas al siglo XIX pondrán punto final a la crisis, porque cada día estoy más convencido de que esto nos supera y porque a los que realmente tienen el poder económico en sus manos no les interesa. Ya no hay guerras con las que mermar y atemorizar a la población, así que utilizan otros métodos. Pero no hay mal que por bien no venga. Seguro que nos quedará algo de pan, aunque sea duro, y circo, mucho circo, que ahora se llama fútbol. Así no pensaremos en lo que se nos avecina y estaremos entretenidos. El que no se consuela es porque no quiere.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón