Órdenes

 

Pilar Segovia, 2º ESO IES Benjamín Jarné

Había una vez una solitaria araña de la que todo el mundo huía, pero ella trataba de hacer amigos y de buscar cariño y protección. Yo siempre le he tenido asco y miedo a los insectos y una tarde mientras leía un libro, se posó junto a mi lectura; en ese momento me sentí segura y fuerte y pensé en matarla ,pero me di cuenta de que en su tela se encontraban sus bebés, a los que tanto quería, y yo sin consciencia de lo ocurrido intenté matarla; pero recapacité y pensé que una madre mataría por sus hijos pero no mataría a una persona por su apariencia, ni si fuera la persona más desagradable del mundo.

Escribo este relato por todas las personas que han sido asesinadas en guerras y que han luchado por salvar la vida de otros seres vivos. Porque todos esos asesinatos no han sido en vano y esas personas asesinas se limitan a cumplir órdenes pero no escuchan a su corazón.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón