El paro juvenil

 

Guillermo Comín, La Salle Montemolín

No estoy de acuerdo con que la formación profesional sea un a especie de refugio para acoger a los alumnos débiles, descolgados o que se hayan perdido en el camino de la educación.

Me parece que denominar con esos términos a la gente que no opta por una carrera universitaria, bien porque no le gusta estudiar y no la terminaría o bien por voluntad propia, es totalmente incorrecto.

En ocasiones parece que se desprecie a estos estudiantes por no haber tenido la capacidad de aprobar todo y sacarse los cursos año a año. En mi opinión, la formación profesional es una opción para estas personas, pero no un refugio para desamparados. Por otro lado, tampoco me parece bien en el mal lugar en el que algunos dejan a la universidad. Es igual de respetable el que elige hacer una carrera universitaria al que opta por un ciclo de formación profesional de grado medio o superior. Para mí es igual de bueno, ya que existen profesiones y carreras profesionales que solo pueden estudiarse en la universidad y que requieren de un conocimiento más amplio y profundo.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón