Discurso por la paz

 

Paula Aguilar (SES Bujaraloz)

Con estas palabras me gustaría llegar a todo el mundo, desde los más pobres y sencillos hasta los más ricos y poderosos. Entre todos tenemos en nuestras manos el mundo. Un mundo que estamos destrozando por la falta de respeto que nos tenemos, y por no saber solucionar las cosas pacíficamente. ¿Qué solucionamos con pegar tiros? Yo creo que nada, cuando terminan los tiros el problema sigue estando ahí, como al principio. ¿No sería más sencillo y menos doloroso para todos, poder hablar las cosas, e intentar no ser egoístas para que nadie saliese perjudicado.

Tenemos un don que ningún otro ser vivo tiene, el don de poder hablar, y así expresarnos con mayor facilidad. A veces, no nos sirve para nada, porque nos comportamos como el resto de animales, peor aún, sirve para enfrentarnos más y más. El diálogo, con respeto, debe de existir siempre, que para algo tenemos ese privilegio.

Si los dirigentes de las naciones, se preocupasen, en que todos los niños tuviésemos una educación basada en el respeto y la tolerancia, ¿para que haría falta la compraventa de armamento? Nadie necesitaría un arma para defenderse, nos bastaría con un arma que todos tenemos sin necesidad de comprar: la palabra, el diálogo.

¿Quién está interesado en que esta guerra continúe? Después de una guerra, y más si es tan larga, todo queda destrozado, las casas, los medios de trabajo y lo que es peor, las familias, que en la mayoría de los casos han perdido a algún ser querido, y eso si que no se puede remediar. Los niños, cuando las cosas están muy mal, dejamos de ir a la escuela; nos deberíamos plantear cómo afectará a un país esto el día de mañana, cuando los jóvenes no estén bien preparados para levantar su país, porque lo único que se les han enseñado es a luchar. Si todo el mundo desea la paz, hay que empezar por respetar a todo el mundo, sea del color que sea o tenga las creencias religiosas que tenga. Esto no quiere decir, que nosotros tengamos que cambiar las nuestras, porque si tenemos respeto y tolerancia hacia los demás, ellos también lo tendrán hacia nosotros.

Me gustaría pensar, que estas palabras van a servir para algo, y que no las vamos a olvidar. Respeto, tolerancia, igualdad, solidaridad, espíritu crítico, diálogo, convivencia pacífica; no las olviden, si las practicamos llegaremos a alcanzar algo maravilloso y muy necesario: la PAZ.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón