Bebés bilingües

 

Denisa Bugan, La Salle Montemolín

Desde que el bebé nace hasta que cumple un año tiene lugar el proceso más importante y decisivo en el desarrollo de su cerebro. Incluso desde recién nacidos los bebés pueden aprender a discernir entre dos lenguas si las han escuchado previamente en el vientre materno. Esto hace que durante los primeros años de vida, su cerebro se desarrolle con más flexibilidad, esté mejor entrenado y que los niños bilingües tengan una mayor capacidad para el aprendizaje.

El cerebro de los niños bilingües se mantiene más tiempo en activo por el aprendizaje de las lenguas que el de los monolingües, además de mejorar otras capacidades como enriquecer las habilidades del habla, favorecer la toma de decisiones, el autocontrol y la resolución de problemas. Esto se debe a que las conexiones cerebrales son diferentes en los bebés monolingües y bilingües durante su primer año de vida. Por tanto, estar expuestos a dos idiomas desde tan pequeños, contribuye a que el cerebro presente ventajas cognitivas. Al haber escuchado antes y durante más tiempo el idioma, presentan un mayor vocabulario más tarde. En conclusión, es favorable que los niños aprendan un segundo idioma desde pequeños ya que con el tiempo les resultará más difícil.


 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón