Querido diario

 

María Marcellán, alumna 2º ESO IES Sierra de Guara

Querido diario:

Hoy como todos los domingos, he ido a casa de mi abuelita, que está en un pueblo lejos de la ciudad. Yo le ayudo en las tareas del hogar porque ella ya está muy mayor. Hoy le he ayudado a poner la lavadora, y mientras estábamos en el sofá hablando, hemos oído un ruido que venía de la cocina y nos hemos dirigido allí. Esta se había roto, así que mi madre me mandó a la ciudad a que avisase a un técnico, ya que en casa de mi abuela no había teléfono.

Para llegar a la ciudad había que atravesar un bosque muy siniestro y muy raro. Cuando salí del pueblo, vi de lejos el bosque, y aunque tenía miedo, seguí caminando.

Llegue al principio del bosque y tras quedarme quieta durante unos instantes, observando lo siniestro que era, me adentré en él. Yo sabía que en ese bosque pasaban cosas raras, debido a que mucha gente que lo había cruzado se había vuelto loca.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón