Me llamo Bob y soy un lobito

 

Ana María Acatrinei, 2º IES Sierra de Guara

¡Hola! Me llamo Bob y soy un lobito. Hoy os voy a contar una cosa muy extraña que me pasó el otro día. Era un día muy caluroso de verano y yo iba por el bosque en busca de un riachuelo que conocía muy bien y al que sabía que no iba mucha gente, pero me perdí. Recordé que mi abuela vivía cerca de ahí así que decidí ir a verla.
--¡Buenos días Bob! ¿Qué tal estás?
--Muy mal abuela. Hace un calor insoportable y no he encontrado el riachuelo. Estoy muy triste.
--Pues nada Bob, yo tengo algo que te animará. Sígueme.

Y yo la seguí a la cocina y me dio a elegir entre 10 deliciosos helados y como me gustaban todos me los zampé uno a uno. Cuando terminé, mi abuela me pidió que la ayudara a coser unos botones y unos rotos. Yo la ayudé encantado. Después, preparamos la comida y esperamos a mis padres a que vinieran a buscarme. Mientras, hicimos la colada. De repente, ¡mi abuela me metió en la lavadora! Y puso el programa de sintéticos. Qué mal trago y qué mareo.

Cuando llegaron mis padres, oyeron mis gritos y vinieron disparados, pero en vez de sacarme, se pusieron a hacerme fotos y más fotos. Y creo que finalmente me enfadé más con ellos que con mi abuela. Al final, vino mi primo Miki y me sacó. ¡Gracias Miki!

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón