¿Sociedad o suciedad?

 

Paula Lozano y Celia Morcillo. Alumnas de 3° de ESO Fundación San Valero

Belleza, ¿qué es la belleza? En ocasiones se cree que es la cara exterior de una persona, su aspecto, la forma en la que viste y su cuerpo; En las revistas y en la televisión hemos visto cuál es el ideal de belleza que se tiene: personas delgadas, con el pelo de otro color, maquillaje sin cesar... No siempre esto es lo más bello y no sólo se puede juzgar a una persona por su aspecto, debemos hacerlo por cómo es y por quién es; nos pasamos el tiempo viendo en las paradas de autobuses, en los carteles de las paredes y en las propias tiendas, mujeres y hombres totalmente disfrazados que no muestran su aspecto real, sino lo que nos quieren hacer ver.

En las revistas suelen aparecer consejos de belleza y moda; no es malo seguirlos y tomar parte de éstos para mejorar nuestro aspecto, pero lo grave es que recomienden tomar cápsulas o pastillas para adelgazar, realizarse operaciones para obtener unos mejores resultados de nuestro cuerpo... eso es inhumano. Este tipo de cambios en las personas son los que hacen que se creen problemas de salud, tanto mentales como físicos.

En nuestra opinión, esta sociedad está creando un modelo incorrecto, horrible, estúpido quizás. Deberíamos pararnos a pensar si esto nos renta. Cuando seamos mayores, cuando nos salgan arrugas, ¿qué haremos? ¿operarnos también? Estos rasgos provocados por la edad son lo más normal que te encontrarás en esta vida. A veces son incluso bonitos. No sabes la de historias que guardan. Para nosotras, cada cicatriz y cada arruga es una enseñanza, es algo que se queda permanentemente, que jamás se va, que te obliga a recordar que te enseñó algo en su momento, algo que se quedó en tu cuerpo y se muestra al público.

Si bien es cierto que algunas de estas marcas traen malos recuerdos, otras traen buenos. La cicatriz de la cesárea mediante la cual diste la vida a tu hija o hijo. La cicatriz que tienes en el abdomen de cuando le donaste un riñón a un familiar...

Cuando vemos a una modelo en una revista pensamos si realmente es esto lo que ella quería transmitir, esa sensación de irrealidad, de artificialidad. ¿Quería tanto maquillaje? ¿Tanto Photoshop? No lo sabemos, y no lo sabremos nunca posiblemente, pero cuando miramos las estadísticas de distintos estudios científicos y vemos el aumento de enfermedades referidas a los trastornos alimenticios ya no tenemos que preguntarnos por qué. Es más.. No debemos, nosotros lo hemos originado.

¿Y si antes de utilizar el Photoshop para adelgazar a una modelo hasta convertirla en esqueleto nos paramos a pensar en el monstruo que es probable que creemos?

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón