Leer para crecer

 

La literatura juvenil se reinventa con historias que hablan del Whatsapp, el primer amor, o la sociedad del futuro. Acercar a los jóvenes estas novedades es el objetivo de los programas de animación a la lectura que se realizan en los centros de enseñanza de la comunidad

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Romances entre hombres lobo, vampiros que van al instituto o magos adolescentes capaces de vencer al más duro de los enemigos son algunos de los nuevos personajes que la literatura ha creado para acercarse a los más jóvenes. Los libros juveniles se reiventan y lo hacen con originales historias y una imagen renovada, ilustraciones y diseños cada vez más atractivos, para hacer sentir a las nuevas generaciones el magnetismo de la lectura en papel.

Para acercar estas novedades a los más jóvenes, el Departamento de Educación del Gobierno de Aragón y la Librería París pusieron en marcha el curso pasado el programa de animación a la lectura "Toma y Lee". El programa se dirige a estudiantes de Secundaria y Bachillerato y tiene como objetivo "implicar a los alumnos para que sean ellos quienes decidan qué, cómo y cuándo leer", explica César Muñío, de la Librería París. "En lugar de ser tan ortodoxos nos adaptamos. En la actividad se establece un diálogo y todo se relaciona con elementos que son muy cercanos, como el cine o la televisión, así los menos lectores entienden que si las películas o series de televisión parten de libros será por algo".

La actividad se realiza este curso en 20 institutos de educación secundaria. Se lleva a cabo en la biblioteca del centro en horario lectivo y pretende motivar a los alumnos para que lean a partir de los fondos de la biblioteca. Durante la hora que dura la charla, se comentan títulos y nuevos géneros como los romances paranormales o las distopías, "sociedades futuristas que han evolucionado a peor". Un ejemplo de estas serían Los Juegos del Hambre. Educación posteriormente dota al centro educativo de los ocho o diez libros más votados por los alumnos para incorporarlos a la biblioteca del centro.

Nerea Marco es la persona encargada de impartir las charlas en los institutos. Según cuenta, que los jóvenes lean más o menos depende de la libertad que tengan para elegir. "No es cierto que los jóvenes lean menos ahora que antes, lo que pasa es que los profesores no se dan cuenta de que leen cosas diferentes", dice esta filóloga zaragozana. Sagas literarias adaptadas al cine como Crepúsculo, Harry Potter, Los juegos del hambre o Cazadores de sombras, son una muestra del auge que la literatura infantil y juvenil ha experimentado en la última década.

Pero existen otro mitos en torno a los hábitos lectores de los más jóvenes. "Ellas leen más que ellos y, al contrario de lo que pueda parecer, muchos te dicen que prefieren el realismo a la fantasía, sobre todo si se trata temas que les son cotidianos, como la vida en el instituto o el primer amor", explica César Muñío.

Libros en la era digital

El programa "Toma y Lee" también muestra a los estudiantes que los libros no son algo que se ha quedado en el pasado. Las nuevas tecnologías están presentes en muchos de ellos, como parte de la historia o como complemento al papel. "Existen títulos como Croquetas y Whatsapp, de Begoña Oro, que a los chavales les llama la atención porque es una herramienta que usan todos los días y a todas horas", explica Nerea Marco. Otros libros como Skeleton Creek tienen página web propia con contenidos adicionales. "En el libro el narrador es un chico, pero en la página web es una chica la que cuenta la historia a través de distintos videos. También en la novela Cielo rojo, del escritor aragonés David Lozano, uno de los personajes es un periodista que tiene un blog. Este blog existe de verdad en la red y cuenta con un apartado secreto al que se accede con un código que sale en el libro", detalla la filóloga.

Otro de los objetivos del programa es mejorar la competencia lectora de los alumnos. Y es que leer tiene muchas ventajas, como la de incentivar la imaginación. "A todos nos gusta que nos cuenten historias, ya sea un cotilleo entre amigos o las que narran los libros. Un libro puede gustar tanto o más que una película o un videojuego. Una peli cuenta una historia, en un videojuego tu eres parte de la historia, y un libro recrea en la mente una historia completa con sus escenarios y sus personajes", explica Nerea Marco.

Para César Muñío, la lectura es entretenimiento pero también enriquecimiento. "Una frase puede provocar una imagen en nuestro cerebro que no se puede igualar con nada, pero además mejora nuestro vocabulario y nuestra ortografía". Es el poder de los libros, un enchufe para la imaginación que nos transporta a otros mundo y nos mete en la piel de otras personas. Además, según el librero zaragozano, el que es capaz de leer e interpretar textos se expresa mejor cuando habla. "La lectura mejora la comunicación en general y crea individuos más críticos que han bebido de distintas fuentes".

Visita:
traslasportadas.wordpress.com
leerjuntosballobar.blogspot.com
www.educaragon.org

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón