La comunicación en nuestra vida

 

Verónica Izquierdo (4º ESO)

En clase, cada uno de nosotros presentamos a un compañero. El que tiene que hablar se pone en pie, y con la mirada perdida y con ayuda de sus manos, proporciona los pocos datos que conoce sobre su compañero. En el ambiente hay risas y susurros.

Al llegar a casa, como únicamente en compañía de la tele. Por la tarde, el ambiente, con mis amigas, es más animado y divertido; hablamos, gritamos, reímos y nos lo pasamos bien. Todas somos emisoras y receptoras a la vez. El fin de semana es diferente. A la hora de comer, lo hacemos en familia. Cada uno habla de lo que ha sido su semana. A veces, incluso peleamos por el turno de palabra o nos mandamos callar los unos a los otros para poder ver la tele. Las tardes son tranquilas y apenas hay comunicación entre nosotros. Las cenas son más relajadas que las comidas, quizás por el cansancio, ya no armamos tanto alboroto y generalmente hablamos todos de un mismo tema.

Creo que gracias a esta redacción he sido capaz de relacionar las teorías sobre comunicación con lo que realmente es la comunicación en la vida. Creo que la finalidad del ejercicio que hicimos es que nos diéramos cuenta de lo importante que es la comunicación, aunque a veces nos cueste recurrir a ella incluso para presentar a un compañero.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón