El episodio más triste de la historia

 

Más de 18 millones de personas, entre ellas 70.000 españoles, perdieron la vida en campos de concentración durante la segunda Guerra Mundial

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Si has visto las películas La vida es bella y El niño del pijama de rayas o has leído El Diario de Ana Frank, seguro que tienes una idea de quiénes fueron los nazis y de lo que éstos hicieron durante la Segunda Guerra Mundial. La muerte a escala masiva de una parte de la población europea entre 1939 y 1945 a manos de los nazis, está considerado uno de los episodios más tristes de la historia humana. Cada 27 de enero, coincidiendo con el aniversario de la liberación del campo de concentración de Auschwitz en Polonia, se conmemora en el mundo el Día en Memoria de las Víctimas del Holocausto.

Los judíos han ocupado un lugar central en el holocausto porque hubo muchas más víctimas, se calcula que unos 6 millones. Durante siglos los judíos fueron perseguidos por sus creencias y eran vistos como intrusos en muchos países que sentían un profundo odio hacia ellos, lo que se denomina antisemitismo.

En los años 30, un hombre profundamente antisemita llamado Adolf Hitler se convirtió en el líder de Alemania. Cuando los nazis llegaron al poder en 1933, los judíos fueron objeto de persecuciones, se quemaron sus sinagogas, se les arrebataron negocios y propiedades, y se establecieron guetos para ellos en las ciudades.

Con el estallido de la Segunda Guerra Mundial los hombres de Hitler empezaron a detener a los judíos y a otros sectores de la población que ellos consideraban "inferiores". Todos fueron obligados a subir a trenes abarrotados de gente, sin comida ni agua, en los que eran transportados a campos de concentración para morir en la cámara de gas o realizar trabajos forzados hasta la extenuación.

El profesor jubilado Josep San Martín ha dedicado buena parte de su vida a investigar el holocausto. Dos de sus tíos, republicanos exiliados tras la Guerra Civil española, fueron deportados por los nazis al campo de concentración de Mauthausen. Según cuenta a El Periódico del Estudiante con motivo de la jornada internacional celebrada ayer, todavía existe "un gran desconocimiento y mucha intolerancia sobre el holocausto", o lo que los propios nazis denominaron "la solución final".

El error más común es pensar que los nazis solo mataban a los judíos. Fueron muchos los colectivos perseguidos y exterminados por los nazis, entre ellos gitanos, homosexuales, católicos, testigos de Jehová, enfermos físicos y mentales y disidentes políticos. "Entre ellos hubo víctimas españolas. Los nazis deportaron a unos 10.000 exiliados republicanos, de los que dos terceras partes fueron asesinados", explica San Martín.

Según el profesor, "los hombres de Hitler asesinaban a todas aquellas personas que no entraban dentro de su idea de raza perfecta. De hecho, las primeras víctimas del nacionalsocialismo alemán no fueron los judíos sino los enfermos físicos o mentales. En torno a 250.000 discapacitados fueron asesinados en Alemania y Austria antes de que existieran los campos de concentración".

Los nazis llegaron a construir 71 campos de concentración y exterminio en distintos países de Europa. En ellos perdieron la vida más de 18 millones de personas. Los horrores de la Segunda Guerra Mundial demuestran lo importante que es mantener una actitud tolerante hacia los demás.

Visita: www.amical-mauthausen.org

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón